Cardiopatía hipertrófica en gatos (HCM): prevalencia y sus complicaciones

cardiopatía hipertrófica en gatos. HCM
Eric Isselée (sp.depositphotos.com)

La cardiopatía hipertrófica o cardiomiopatía hipertrófica en gatos, es una enfermedad del músculo cardíaco que afecta principalmente a machos adultos.

Dentro de las enfermedades del corazón en esta especie, se considera la causa más frecuente de insuficiencia cardíaca.

La cardiopatía hipertrófica en gatos puede responder a una causa primaria o secundaria. Repasaremos el mecanismo de aparición, sus principales complicaciones y las etiologías o factores causales mejor estudiados.

Clasificación de las cardiopatías en gatos

Para comprender la importancia y prevalencia de la cardiopatía hipertrófica en gatos, es necesario conocer primero las principales entidades o afecciones cardíacas de la especie.

Las enfermedades del corazón en los animales domésticos pueden clasificarse de acuerdo a la edad de presentación y la zona cardíaca afectada.

Es así como en animales jóvenes y principalmente en perros, podemos encontrarnos con enfermedades de tipo congénitas (estenosis aórtica o pulmonar, comunicación interventricular, etc.), mientras que en el adulto aparecen las afecciones valvulares, del músculo cardíaco y el saco pericárdico.

En el gato, las enfermedades cardíacas de aparición más frecuente son las que afectan al músculo o miocardio, denominadas cardiomiopatías.

Las cardiomiopatías pueden clasificarse a su vez en primarias y secundarias.

Entre las primarias, se encuentran: la cardiopatía hipertrófica, la restrictiva, la cardiomiopatía dilatada y otras formas intermedias.

Por otro lado, estas afecciones pueden presentarse, según el caso, secundariamente a trastornos nutricionales, metabólicos, tóxicos, inflamatorios o neoplasias, entre otros.

Dentro de las cardiomiopatías, la cardiopatía hipertrófica en gatos representa el mayor porcentaje de aparición.

Ya sea como causa primaria o debido a un trastorno de base, esta enfermedad se reconoce como la causa más frecuente de insuficiencia cardíaca en la especie, así como de otras complicaciones de importancia clínica.

Desarrollo de cardiopatía hipertrófica en gatos

Como hemos mencionado, la cardiopatía hipertrófica en gatos ocurre comúnmente en machos adultos de mediana edad. De todas maneras, puede presentarse en gatos de todas las edades respondiendo a diferentes causas.

La lesión primaria o característica es una hipertrofia (aumento del tamaño o grosor) concéntrica del músculo cardíaco, principalmente del lado izquierdo (ventrículo izquierdo).

Este aumento del grosor se acompaña de otras lesiones y trastornos circulatorios directamente asociados.

En primer lugar, la hipertrofia de mayor o menor grado termina endureciendo o provocando rigidez a la pared ventricular. Esta rigidez compromete la dilatación normal del corazón dificultando su carga durante la diástole o fase de llenado. Esta resistencia cursa a su vez con una cavidad ventricular izquierda disminuida y un agrandamiento de la aurícula del mismo lado.

La hipertrofia muscular termina estrechando el tracto de salida, disminuyendo el flujo de sangre eyectado.

Se observa también fibrosis en válvulas y superficie interna cardíaca (endocardio), y un compromiso de los vasos que irrigan el corazón (circulación coronaria), con el consecuente desarrollo de isquemias (zonas de tejido muerto o infartado).

En ocasiones pueden afectarse ambos ventrículos, y muy comúnmente aparecen coágulos en cavidades y circulación general.

Causas y signos principales de cardiopatía hipertrófica en gatos

Además de la causa primaria de mecanismo poco conocido, se reconocen diferentes factores asociados al desarrollo de la enfermedad.

Entre los trastornos que pueden causar hipertrofia en el músculo cardíaco, se encuentran: hipertiroidismo, que produce un aumento en la actividad cardíaca provocando hipertrofia por compensación; la hipertensión sistémica, y la estenosis aórtica.

En todos estos casos, la gravedad del cuadro depende de la causa de base y del momento de su detección. Muchos gatos pueden cursar de forma asintomática por años o detectándose solamente un soplo en el examen de rutina.

Los animales en fase descompensada de la enfermedad podrán presentar dificultad respiratoria, frecuencia cardíaca aumentada y pulso débil. A la auscultación podrán detectarse signos de fibrilación auricular y ruidos pulmonares anormales. En muchos casos, los animales presentarán síncopes o desmayos y hasta muerte súbita.

La cardiopatía hipertrófica en gatos cursa frecuentemente con formación de coágulos en las cámaras o cavidades cardíacas y circulación sistémica.

Esta condición podrá conducir a una de las principales complicaciones de la hipertrofia cardíaca, denominada “tromboembolismo arterial”.

Tromboembolismo arterial felino

La aparición de coágulos es una condición frecuente en animales con enfermedades del músculo cardíaco.

Entre las lesiones que causan o aumentan el desarrollo de coágulos o trombos, se incluyen: las lesiones del tejido cardíaco, lesiones vasculares, la alteración en el flujo normal de sangre (principalmente por estasis o estancamiento), y trastornos en la coagulación.

La cardiopatía hipertrófica en gatos es la principal responsable del tromboembolismo arterial en la especie.

Los trombos interrumpen la circulación del tren posterior, provocando su parálisis parcial o completa en uno o ambos miembros.

Debido a la escasa irrigación, los miembros se encuentran fríos y con pulpejos pálidos o cianóticos. Los músculos permanecen contraídos y hay ausencia de pulso en arteria femoral.

Diagnóstico y tratamiento de cardiopatía hipertrófica en gatos

En el diagnóstico de cardiopatía hipertrófica en gatos y otras enfermedades del músculo cardíaco, pueden utilizarse una variedad de métodos diagnósticos.

Además de los signos mencionados, el veterinario podrá valerse de estudios complementarios como la radiología, el electrocardiograma y la ecocardiografía.

Con la primera se podrá estudiar la silueta cardíaca y el compromiso pulmonar, mientras que con los otros podrán evaluarse la conducción eléctrica, el estado de válvulas o paredes cardíacas, y alteraciones en el flujo sanguíneo.

Se buscarán causas y complicaciones vinculadas a la hipertrofia cardíaca.

Objetivos y abordaje terapéutico de la cardiopatía hipertrófica en gatos

Como medidas terapéuticas de esta y otras cardiopatías en gatos, debemos considerar inicialmente el evitar o reducir el estrés del animal, así como el tratamiento del estado de shock en caso de ser necesario.

En la cardiopatía hipertrófica en gatos, los objetivos específicos se dirigen a: mejorar el llenado del corazón y la circulación coronaria, normalizar la frecuencia y el volumen cardíaco, y evitar el tromboembolismo arterial entre otras medidas.

Existen muchos medicamentos y herramientas terapéuticas para el manejo y sostén del animal afectado.

Pronóstico de la enfermedad y sus complicaciones

Como en todas las cardiopatías de animales domésticos, el pronóstico dependerá del grado de avance o descompensación.

En la cardiopatía hipertrófica en gatos, un engrosamiento moderado sin otros signos o complicaciones se considera de buen pronóstico. Estos animales deberán controlarse y reevaluarse entre una y dos veces por año.

Por otro lado, la hipertrofia severa y el desarrollo de insuficiencia conducen a un cuadro con desenlace incierto o reservado.

La presencia de complicaciones como el tromboembolismo arterial, se considera un cuadro de extrema gravedad y difícil resolución.

Como ocurre en perros, el manejo más apropiado de toda cardiopatía se basa en su detección temprana. Los chequeos o consultas periódicas ofrecen mayor dominio y control de la enfermedad, evitando las complicaciones y el desarrollo de una insuficiencia cardíaca de difícil resolución.