Anemia en gatos, sus causas y tipos más frecuentes

Anemia en gatos
La anemia en gatos representa un estado clínico que se manifiesta como consecuencia de diversos factores. Puede presentarse en forma única o siendo parte de procesos todavía más complejos.

Existen parámetros específicos utilizados para diagnosticar y clasificar la anemia en gatos. Veremos de qué se trata.

Conceptos generales de hematología

A partir de una muestra de sangre es posible evaluar una gran cantidad de variables hematológicas. Los resultados obtenidos aportan siempre una valiosa información que puede contribuir con un diagnóstico y muchas veces hasta confirmarlo.

Los conceptos que a continuación se describen son utilizados para calcular y clasificar los tipos de anemia en gatos y otras especies.

Ensayos cuantitativos

Son estudios a través de los cuales es posible obtener información expresada en cantidades absolutas o relativas. Entre ellos se encuentran:

Hematocrito

Indica el porcentaje que ocupan los glóbulos rojos en el volumen sanguíneo total. Su valor normal en gatos se encuentra entre 24 y 45 %. Es un parámetro muy valioso cuyo resultado puede orientarnos hacia un cuadro de anemia, deshidratación y muchas otras causas que pueden cursar tanto con aumento como con disminución del hematocrito.

Recuento de glóbulos rojos

Expresa el número de glóbulos rojos -también llamados eritrocitos o hematíes- por unidad de sangre (mm3 o µl). En los gatos, este valor se considera normal cuando se obtiene entre 5 y 10 x 106 glóbulos/µl.

Es necesario evaluar siempre este resultado junto con el dato de hematocrito para obtener un análisis más representativo de la situación.

Hemoglobinometría

La hemoglobina (Hb) es una proteína de tipo cuaternaria que se encuentra dentro de los glóbulos rojos. Representa la molécula encargada de transportar el oxígeno desde los pulmones a los tejidos corporales, y es también el pigmento responsable de la coloración rojiza de la sangre. En su constitución se encuentra el elemento hierro (Fe).

La hemoglobinometría indica la cantidad de Hb en sangre expresada en g/dl. Su interpretación requiere también de una evaluación conjunta con las variables anteriormente mencionadas.

Ensayos cualitativos

Dentro de las variables cualitativas se encuentran los índices hematimétricos, la microscopía (hematoscopía) y el recuento de reticulocitos (índice reticulocitario).

Índices hematimétricos

Son calculados a partir de los resultados cuantitativos. Aportan información sobre el tamaño del glóbulo rojo y su cantidad de hemoglobina de acuerdo a datos de volumen y coloración respectivamente.

Hematoscopía

Es la observación microscópica de las células sanguíneas. Recupera información sobre aspecto (forma, tamaño), presencia de inclusiones y hemoparásitos.

Índice reticulocitario

Los reticulocitos son los glóbulos rojos inmaduros. Estos glóbulos son liberados desde la médula ósea a la circulación general, en situaciones en las que el organismo necesita aumentar su cantidad disponible. Su recuento permite calcular el índice reticulocitario, el cual nos aporta información sobre la capacidad regenerativa de la médula.

Definición y clasificación de anemia en gatos

El concepto de anemia puede entenderse como una disminución en la capacidad de transportar oxígeno a los tejidos. Esto se debe a una menor concentración de hemoglobina, que puede a su vez responder o no a una disminución en la cantidad de hematíes. Es decir, puede existir anemia ante recuentos normales de glóbulos rojos.

Los tipos de anemia en gatos y otras especies se obtienen y clasifican teniendo en cuenta los índices mencionados anteriormente:

De acuerdo al tamaño (volumen) del glóbulo nos encontramos con anemias normo, micro y macrocíticas. De acuerdo a los valores obtenidos de Hb (coloración) podemos clasificarlas en normocrómica, hipocrómica y hemólisis. Es importante destacar que no existe verdadera hipercromía; un aumento en la coloración responde a la liberación del pigmento Hb, que ocurre a su vez por hemólisis de causa patológica o debida a manipulación incorrecta de la muestra.

Finalmente, de acuerdo a la capacidad regenerativa de la médula nos encontramos con anemias regenerativas y arregenerativas.

Causas de anemia en gatos

Es importante comprender que para categorizar la anemia en gatos y otras especies resulta necesario considerar cada variante (aspecto, tamaño, color), así como tener presente el momento en que se extrae la muestra, etc.

Podemos ahora citar las principales causas de anemia en gatos teniendo en cuenta la clasificación detallada. Las presentaremos en regenerativas y arregenerativas para facilitar su comprensión.

Anemias regenerativas

Las anemias regenerativas ocurren cuando los mecanismos involucrados en la producción de glóbulos rojos funcionan normalmente.

Existen dos causas principales dentro de esta categoría: las hemorragias y las hemólisis.

Hemorragias

Las hemorragias pueden ser agudas y crónicas. Dependiendo del momento en que se tome la muestra, podremos encontrarnos con una anemia normocítica normocrómica en las primeras horas, luego una macrocítica hipocrómica, para terminar en una microcítica hipocrómica por falta de hierro cuando alcanza una fase crónica.

En líneas generales, la anemia de tipo microcítica responde principalmente a factores carenciales (falta de minerales y proteínas), que ocurre tanto en casos de hemorragias crónicas como en parasitosis (ancylostomiasis).

Hemólisis

Dentro de las causas de hemólisis (anemias hemolíticas), se encuentran: enfermedades autoinmunes, causas parasitarias como hemobartonelosis (Mycoplasma haemofelis), citauxzoonosis y babesiosis, sustancias tóxicas como paracetamol, naftalina, plomo, transfusiones de sangre incompatible, etc.

Las crisis hemolíticas resultan en anemias tipo macrocíticas. Esta macrocitosis se produce por la presencia de reticulocitos, más grandes que en su estadio de glóbulo rojo maduro, que la médula libera como respuesta a las necesidades.

Anemias arregenerativas

Finalmente, las anemias arregenerativas se producen cuando la médula ósea no responde en forma adecuada a la falta de glóbulos rojos. Están entonces vinculadas a una función medular disminuida.

Las anemias arregenerativas se presentan habitualmente como normocíticas, y suelen vincularse a cuadros de difícil pronóstico.

Diferentes factores pueden afectar el ciclo de producción normal de los glóbulos rojos, conocido como eritropoyesis: enfermedades infecciosas o inmunológicas de curso prolongado –virus de la leucemia felina (VILEF), ehrlichiosis, anemia aplásica-; enfermedad renal o hepática crónicas (provocan insuficiencia de eritropoyetina, que es factor estimulante de la eritropoyesis); alteraciones mieloproliferativas y linfoproliferativas, deficiencias hormonales, entre otros.

Consideraciones de manejo

La anemia en gatos y otras especies representa muchas veces un estado clínico dentro de un cuadro más complejo. Es importante abordar siempre todas las posibilidades, así como las particularidades de la especie desde el momento de la toma de muestra.

En el diagnóstico y seguimiento de un cuadro de anemia, el análisis de sangre es el principal aliado. Deberá realizarse recordando que cada paso es crítico para la fiabilidad del resultado, desde la obtención de la muestra hasta su almacenamiento y remisión al laboratorio.