Gato sokoke

Gato raza sokoke
Heikki Siltala/CC BY 3.0

El sokoke es una raza de gatos no muy conocida en la actualidad, quizás por el hecho de que no existen muchos criadores involucrados en la cría y selección de estos curiosos felinos domésticos, aunque no es menos cierto que como otras razas de gatos, tienen sus propios admiradores, incluso personas dedicadas a realizar programas de cría con el fin de seleccionar bellos ejemplares, de hecho no dudan en participar en exposiciones felinas para conseguir que la raza sea más conocidos a nivel internacional.

El sokoke es un gato oriundo del este de África, concretamente de la República de Kenia. En su área de procedencia pueden avistarse ejemplares viviendo en libertad, principalmente en zonas urbanas. Son felinos con hábitos arborícolas que les gusta permanecer durante tiempo entre las ramas de los árboles, bien descansando o de forma activa, es decir, cazando animales para su ulterior consumo. Llama la atención el hecho de que les encanta comer insectos, los cuales capturan fácilmente entre los lugares que más les gusta frecuentar: zonas arboladas con abundante vegetación.

En Kenya es conocido por el nombre de Khadzonzo y en un primer momento, cuando los criadores comenzaron a criar con estos mininos, los denominaron african shorthair.

Historia del gato Sokoke

Desde el punto de vista de gato de raza, sus orígenes se asocian con la criadora inglesa J. Slater, la cual tras su estancia en Kenia decidió capturar algunos gatitos para adaptarlos al entorno doméstico, a su vez cedió algunos ejemplares a su amiga Gloria Modrup y entre ambas comenzaron a realizar los correspondientes programas de cría.

El gato sokoke fue aceptado como raza en Dinamarca en el año 1983, aunque en esos momentos se le denominaba african shorthair. Con posterioridad, otras asociaciones felinas comenzaron a admitirlo como nueva raza, por lo que se fue confeccionando su correspondiente estándar oficial.

¿Cómo son? Su mantenimiento

Estos gatos, dado las peculiares características que presentan sus ancestros, son considerados animales muy activos, que les gusta trepar y permanecer entre las alturas, igualmente no desprecian el agua y con buena socialización pueden llegar a ser buenos nadadores.

En el ámbito familiar, como mascota, se ha descrito que es un gato sociable, aferrado a su amo y los demás miembros del hogar, incluso aceptan a otros animales doméstico como puede ser el perro. Es un minino dulce y afectuoso con los suyos, quizás con los extraños presenta un comportamiento más desconfiado, ya que es considerado como un gato independiente.

Su mantenimiento no reviste mucha dificultad, ya que al tratarse de un gato de pelo corto, un cepillado a la semana será suficiente para que el manto esté en optimas condiciones. Precisan de suficiente espacio para poder ejercitarse.

Estándar del sokoke

Facilitamos información de los principales rasgos morfológicos que caracterizan a esta raza de gatos.

Cabeza

Su cabeza tiene forma de cuña, es más bien pequeña, aplanada en la parte superior y sin demasiado stop. La nariz es de tamaño medio, el mentón fuerte y las almohadillas de los bigotes bastante marcadas.

Las orejas son de tamaño mediano, se ensancha en la base y se afinan en su otro extremo, aunque su terminación es redondeada. Los pinceles son deseables en el gato raza sokoke.

Destacan sus ojos grandes, en forma almendrada, con separación moderada y con una coloración variable, desde el ambar al verde claro.

Cuerpo

El sokoke presenta un cuerpo de tamaño mediano, un poco alargado, elegante y con fuerte osamenta; el pecho desarrollado y los músculos fornidos y vigorosos.

Extremidades

Las patas son alargadas, adaptadas a trepar en las alturas, las traseras un poco más cortas que las delanteras, en su conjunto fuertes y dotadas de sólidos huesos. Los pies se mantienen en forma ovalada.

Manto

El pelaje es corto, brillante, suave al tacto pero no sedoso. La piel se adhiere al cuerpo sin presentar zonas colgantes, no dispone de subpelo dado su zona de procedencia y en caso de estar presente es pobre o escaso.

El patrón representativo o peculiar es el tabby brown blotched, que se caracteriza en la presencia de líneas o marcas de color amarronado o negro con fondo oscuro. La punta de la cola también es de coloración negra. Los pelos están formados por bandas alternas entre áreas claras y oscuras. Carecen de color blanco, solo se admite en la garganta, mentón y debajo de la nariz, en otras partes del cuerpo es penalizable.