Pixie bob, información de la raza

Pixie bob
© Callalloo Candcy – Fotolia.com

Origen e historia

El pixie bob es una raza oriunda de los Estados Unidos; algunos sostienen que este gato es fruto del cruce con el lince rojo, principalmente por el cierto parecido que mantiene en muchos de sus caracteres y que le dan cierta apariencia de gato salvaje, aunque científicamente no está demostrado que en sus ancestros exista genética de aquel felino también denominado bobcat.

La criadora Caroll Ann Breweer comenzó a trabajar en la creación de la raza en el año 1986 a partir de una gata de su propiedad a la que denominó Pixie, nombre que finalmente se le asignaría también a esta peculiar raza. Entre los ancestros de la gata pixie se encontraba un macho de cola corta y con presencia de polidactilia al que se le apodó  “Keba”

TICA aceptó la raza pixie bob y publicó su correspondiente estándar en 1997 y en el año 1998 ya podía participar en exposiciones felinas. El primer gato en obtener un título internacional fue Silversprings Zeus.

El pixie bob es una raza de gatos poco reconocida en asociaciones felinas consideradas relevantes, FIFe o la WCF aún no lo reconocen, aunque con el tiempo y al igual que ha ocurrido con otros gatos domésticos podrán llegar a hacerlo, todo depende de la expansión y grado de aceptación para la cría y selección del pixie bob.

Cuidados del pixie bob

Seguidamente exponemos algunos consejos relacionados con el mantenimiento y el carácter presente en esta raza de gatos.

Mantenimiento

El mantenimiento del pelaje no ofrece dificultad: un cepillado cada diez días es suficiente para mantenerlo suave y lustroso. Aunque también exige ciertos cuidados relacionados con su higiene o limpieza de orejas, corte de uñas, baños cuando sea preciso; igualmente el control veterinario se hace indispensable para el suministro de vacunas, desparasitaciones y revisión general del minino.

Su carácter y comportamiento

El pixie bob es extrovertido y muy juguetón, se le puede considerar una animal sociable, apegado a su amo, fiel, pese a su apariencia salvaje. Es un minino muy manso.

No le gusta estar mucho tiempo solo, prefiere la compañía de sus amos, además le gusta la presencia de niños, los tolera sin dificultad, incluso les reta a jugar. La convivencia con otras mascotas tampoco le desagrada.

Es una raza muy querida en su país de origen, incluso la polidactilia que es frecuente en estos gatos es buscado por muchos criadores al considerarlo un carácter típico del pixie bob.

Característica y estándar del pixie bob

Cuerpo y morfología

El cuerpo es de tamaño mediano a grande, largo y fuerte. Su peso medio oscila entre 4 a 10 Kg, destacando una morfología con aspecto de felino salvaje. Las hembras adoptan una estructura corporal más pequeña que los machos.

Cabeza, orejas y ojos

La cabeza es ancha, grande, con frente prominente, el hocico es alargado y suficientemente ancho, presencia de mentón firme, bien insertado y fuerte.

Posee unas orejas anchas en la base, con terminación redondeada, pinceles de lince son deseados en esta raza de gatos.

Sus ojos permanecen ligeramente ovalados, levemente hundidos. Su color acorde con el manto, prevaleciendo las tonalidades oro o verdosas. Alrededor de los ojos mantienen una banda de tonalidad crema.

Patas y cola

Las patas son largas, con buena musculatura y osamentas, las posteriores más grandes que las delanteras. Los pies adquieren buenas dimensiones, con dedos carnosos, largos y gruesos. La polidactilia (6 a 7 dedos en pies delanteros y 5 o 6 dedos en los pies traseros) es común en esta raza, por eso es aceptada en las exposiciones felinas, aunque los dedos de los pies no han de superar el número de de 7.

Disponen de una cola corta, flexible y de buen grosor. La longitud es variable, la media oscila en unos 5 cm, si es más larga no es deseable que se extienda más allá del corvejón. Normalmente se presenta anudada o un poco doblada, aunque siempre ha de estar móvil y gozar de buena flexibilidad.

Manto y colores

El manto es de pelo corto o semilargo, lanoso y resistente, con presencia de subpelo color gris, igualmente poseen ticking muy marcado y manchas por el cuerpo (tabby spotted). En la zona ventral el pelo es más largo.

La variedad de pelo largo es denominada Pixie bob Longhair.

Se aceptan las coloraciones de Brown Spotted Tabby; en la garganta y vientre el color se presenta más claro.

Pixie bob, el pequeño gato con aspecto de lince
Tu opinión importa: Valora el artículo