Gato Manx, caracterizado por la ausencia de cola

Gato manx, caracterizado por la ausencia de cola
Gato manx
Heikki Siltala/CC BY 3.0

Origen e historia

Al gato manx se le asigna el nombre de su localidad de origen: la isla de Man (Reino Unido), también se le denomina Man´s cat o gato de la Isla de Man. Se caracterizan principalmente por la ausencia de cola.

Si bien hay varias leyendas que explican la ausencia de cola, tal como la que nos habla del cruzamiento entre gatos y conejos u otra más fantástica aún que la explica debido a que el gato estaba subiendo al Arca de Noé y la puerta se cerró sobre ella y se la arrancó, este hecho tiene una explicación biológica muy concreta y es debido a la presencia de un gen dominante de expresión variable. De su variabilidad se explica la existencia de distintas variedades de gato manx, las cuales van desde la ausencia de cola, hasta la formada por algunas vértebras.

Carácter, cuidados, comportamiento y socialización

Esta raza de gato dedica su cariño y reconocimiento hacia un único amo. No obstante, convive de forma muy armoniosa con todos los integrantes de la familia y es un gato perfecto para tener donde hay niños, puesto que cuando se siente molesto, se retira a retozar en tranquilidad. La agresividad nunca está presente en esta raza.

Tanto el gato manx, como el cartujo, el siamés y el abisinio, son considerados como gatos-perro, un apodo que reciben los felinos más cariñosos, afectuosos y devotos a su amo. Si creías que el gato era independiente, solo tienes que probar a esta raza como mascota y verás que está siempre pendiente de tus movimientos, de tu voz y te sigue a todos lados procurando tu compañía.

Es muy importante tener en consideración que el gato manx cuenta con un marcado instinto cazador, ya que fue a base de cazar ratas y ratones que la raza halló el medio de subsistir durante siglos. Este dato no es nada menor si es que tenemos en casa otras mascotas, tales como aves o roedores.

El gato manx es un pequeño felino muy activo, le encanta merodear por todos los rincones de la vivienda, si se le reta no dudará en jugar incluso por tiempos prolongados, por esa razón es importante que disponga de juguetes y árboles trepadores. Son animales muy sociables, se adapta bien a vivir con las personas en un piso. Si queremos que su manto esté en buenas condiciones, debemos de cepillarlo al menos una vez a la semana y así retirar el pelo muerto y la pelusa.

Ambiente ideal para el gato manx

Se adapta a la perfección a una casa con jardín o a un apartamento. En la primera disfrutará haciendo ejercicio y cazando libremente, mientras que en el segundo se acostumbrará a una vida más sedentaria y tranquila, pero no menos disfrutable. Es la mascota ideal para quienes buscan compañía animal en poco espacio.

Gato manx precio

El gato manx no es un gato de los más económicos, todo depende de su finalidad, si es para destinarlo a animal de compañía suelen ponerse en venta a precios más económicos que los destinados a competición, en el primer caso el precio puede rondar los 600 –700 euros, eso sí vienen ya castrados, por lo que no son aptos para reproducción, el problema principal es que no existen muchos criadores involucrados en la cría, por lo que si no existen en nuestro país habrá que importarlo y los gatos finales son más elevados, pues hay que añadir el precio que supone el traslado del animal.

Estándar según WCF del gato manx

Cuerpo: El gato es de talla mediana, sólido y compacto, lo que le da un aspecto con un importante volumen. La espalda es muy corta, grupa redondeada. Los flancos profundos son un rasgo esencial en esta raza, las patas son musculosas, las delanteras son un poco más cortas que las traseras, están bien separadas y muestran un amplio pecho. Esta particularidad que presentan las patas le otorgan al gato manx una forma de correr muy similar a la de un conejo. Sus pies son redondeados.

Cabeza: La cabeza es grande y redondeada con mejillas prominentes. La nariz es de la longitud media y encorvada, pero sin stop. El mentón es firme.

Orejas: Las orejas son de talla media, abiertas en la base, las puntas redondeadas, de inserción alta.

Ojos: Los ojos son grandes, redondos y muy brillantes. Todos los colores son permitidos, pero ellos deberán corresponderse con el color del manto.

Manto: El manto es corto, suave, con pelusa o subpelo denso. Todos los colores y patrones son reconocidos. Toda la cantidad de blanco es permitida.

Las variedades de cola reconocidas

Rumpy: Cola ausente, solo existe un hueco en su base.

Rumpy riser: Cuenta con un ligero saliente, muy leve, hasta el punto que al acariciarlo no parará el movimiento de la mano.

Stumpy: La cola no debería ser más larga de 3 a 4 cm.

Longy: Cuenta con una cola normal, pero muy corta.

Tailed: Este ejemplar de gato manx está provisto de una cola normal.

Salud del gato manx

Si todo está bien con su salud, son gatos sanos, fuertes y con expectativas de una larga vida. Sin embargo, los reiterados cruzamientos entre los propios manx puede llevar a la aparición de un gen que podría resultar mortal debido a las malformaciones a las que conlleva.

A los efectos de evitar este riesgo que trae la consanguineidad, se recomienda que las cruzas se hagan con razas de gato que tengan cola.