LaPerm, una raza de gatos con pelaje rizado, descúbrelo

Gato laPerm
Gato Laperm
Autor: Windranch
Licencia: creativecommons, CC BY-NC-SA 2.0

Origen e historia del laPerm

El laPerm shorthair es un gato procedente de Oregón, Estados Unidos; caracterizado por tener el pelo rizado consecuencia de una mutación producido por un gen dominante.

En 1982 existía una colonia de gatos que vivían en un régimen de semi-libertad y cuya función era controlar a las plagas de ratones de la zona. Un día, una de sus gatas tuvo una camada de gatitos en la que apareció uno desnudo que curiosamente, a los dos meses de edad, comenzó a crecerle un pelaje lanoso y rizado; a esa gatita la denominaron Curly y así es como su propietaria, Linda Koehl, empezó a criar este tipo de gatos. También se le denomina Dalles Laperm.

Carácter, comportamiento, socialización y cuidados

Sociable, juguetón, activo, de voz dulde, extrovertido; pierden todo su pelo al menos una vez en su vida y su pelaje es de fácil mantenimiento si es que tienes la constancia de cepillarlo diariamente para eliminar el pelo que ya se ha caído.

Al gato laPerm le encanta recibir caricias, por lo que tendrás un excelente animal de compañía una vez te decidas a adquirir uno de su especie.

Parte de los cuidados de esta raza consta en mantener sus orejas y ojos limpios. Para ello, se recomienda la utilización de una gasa con un colirio que tu veterinario te recetará.

Otro factor importante que ayuda a mantenerlo sano es jugar con él de forma diaria para que queme calorías y no se vuelva obeso. La raza tiene como necesidad el mantenerse activa para mantenerse en forma y para que sus altas demandas de juego se vean satisfechas.

Sus juegos preferidos son aquellos que están relacionados a la caza. Por lo que atrapar pelotas, perseguir juguetes de goma o peluche e intentar atrapar cuerdas son los mejores desafíos para los laPerm.

Vínculos de la raza con su amo

Este es un gato que crea lazos muy estrechos con su humano. No solo disfruta de su compañía y de los juegos que puedan compartir, sino que también necesita sentirse apegado a él en todo sentido de la palabra. Por ello es que busca su contacto de forma permanente y tiende a subirse a su hombro para estar lo más cerca posible de ti. No te extrañes si tu laPerm te sigue por toda la casa para ver qué haces; es parte de su naturaleza.

Estándar y características del gato Laperm

Cuerpo: El gato laPerm es de talla media y su peso oscila entre los 4 y los 6 kilos. Es musculoso, su cuerpo también de longitud media. Las patas tienen una osamenta media, son musculares y de longitud media, las traseras son ligeramente más largas que las delanteras, los pies son redondeados, su cola es de longitud media, en proporción al cuerpo, más gruesa en la base y ligeramente afilada en su punta.

Cabeza: La cabeza en forma de cuña modificada con contornos suavemente redondeados, la frente es plana, nariz recta, amplia y de longitud media. El hocico es ancho con contornos redondeados, las almohadillas de los bigotes llenas y redondeadas, bigotes largos, flexibles. El mentón firme forma una línea vertical con la punta de la nariz.

Orejas: Las orejas del gato laPerm son de talla media a grande, ligeramente inclinadas hacia delante, continúan la forma triangular de la cabeza, presentan pelos en el interior de las mismas, es deseable que tengan penachos de lince.

Ojos: Los ojos son de talla media y expresivos, en forma almendrada, separados y ligeramente oblicuos hacia la base de las orejas. Todos los colores de ojos están permitidos.

Manto: El manto es de longitud media, elástico, completamente ligero, no demasiado pesado y no demasiado grueso, debe estar pegado al cuerpo. El manto puede ser ondeado o rizado, aunque los rizos son preferidos, estos no deben ser muy apretados. La cola con pelaje ondulado. Todos los colores y patrones son reconocidos. Toda la cantidad de blanco es permitida.

Existe una variedad de pelo semilargo o largo, con textura suave y rizada, pelusa pesada, gorguera admitida en adultos.

La raza en la actualidad

En 1997 se creó el LPSA, el cual fue el primer club de América para favorecer la cría y promoción de la raza. La raza fue reconocida en el año 2003 por TICA, el club felino a nivel mundial, quien a su vez le abrió las puertas para que entrara en las competiciones de gatos de raza.

Poco a poco, los laPerm pasaron de ser una mutación espontánea a una raza minoritaria, para finalmente convertirse en una que varios países hoy se dedican a criar.