Kurilian-bobtail

Kurilian bobtail
Heikki Siltala/CC BY 3.0

Historia

El gato raza kurilian bobtail procede de las islas Sakhalin y las islas Kuriles. En Rusia goza de buena popularidad principalmente por sus buenas dotes para la caza de roedores. La raza fue reconocida por TICA en el año 2012 y por la WCF en 1994. Los primeros criadores que contribuyeron activamente en la selección de la raza fueron Lilia Ivanova y Tatiana Botcharova.

Se cree que la raza es producto del cruce entre gatos siberianos y japoneses sin cola. Con el paso del tiempo, debido a la selección y al gen recesivo que produce ese peculiar aspecto de su cola, la raza se ha consolidado considerablemente hasta el punto de que todos lo gatos kurilian bobtail nacen con esa característica.

Otras denominaciones

Islas Kuriles Bobtail, Kurilean o Kuriles Bobtail, Curilsk Bobtail.

Características y estándar del kurilian bobtail

Describimos su principales características de acuerdo con el estándar aprobado por las principales asociaciones felinas.

Cuerpo

Poseen un cuerpo robusto, de tamaño mediano a grande y semi-coby; el pecho es fuerte al igual que la osamenta y su musculatura. La grupa se presenta levemente inclinada hacia arriba.

Los machos son más grandes que las hembras y pueden llegar a pesar hasta 7 kg.

Cabeza

La cabeza es grande, en forma de cuña con contornos redondeados. Presentan un perfil curvado, hocico de tamaño mediano, ancho y fuerte mentón.

Ojos ovalados a redondeados y con apariencia en forma de nuez, su coloración ha de ser acorde con el manto. Las Orejas medianas, triangulares y anchas en la base.

Extremidades

Destaca la peculiar forma de pompón que puede adoptar la cola fruto de una mutación natural presente en la raza, aunque la longitud es variable en función del ejemplar. Consta de entre 2 a 10 vértebras que se articulan en diferentes grados, por lo que cada kurilian bobtail  tienen una cola especial que difiere del resto de gatos de la misma raza. Según su estándar no es deseable que supere los 12 cm de longitud.

Sus patas traseras son más largas que las delanteras. Ambas dotadas de fuerte osamenta y musculatura.

Manto

El pelaje es suave, denso y agradable al tacto. Su piel es muy gruesa debido principalmente a las bajas temperaturas que alcanzan sus áreas geográficas de procedencia. Se admiten tanto colores sólidos como los característicos patrones tabby, igualmente manchas blancas están permitidas. En algunas asociaciones pueden no permitir determinados tabbys y ciertos colores como el chocolate, canela o sus diluidos.

Su manto admite dos variedades, pelo largo y semilargo. No disponen de demasiado subpelo.

Socialización, temperamento y personalidad

Destaca su buen carácter o temperamento, se puede considerar al kurilian bobtail como un gato muy dócil, de fácil manipulación, sin dotes agresivas y capacitado para vivir sin dificultad con niños e incluso con otras mascotas, además son animales muy inteligentes, aprenden rápidamente las instrucciones de su amo. Son felinos muy activos que les encanta permanecer en lo alto para observar todo aquello que les rodea, incluso les gusta saltar e involucrarse en el juego con su dueño, al que respeta y mantiene lazos de unión muy intensos.

En muchas localidades de Rusia viven en semilibertad, alimentándose de ratas, ratones, aves, peces y otros animales que pueden capturar con facilidad debido a sus buenas dotes físicas.

Gozan de muy buena salud, por consiguiente no son gatos frágiles o susceptibles a enfermedades felinas.

Mantenimientos y cuidados

El kurilian bobtail puede ser de pelo corto o semilargo, bastará con cepillados semanales para que su capa de pelo se mantenga en buenas condiciones, los de pelo similargo requieren cepillados más regulares sobre todo entrada la época de muda. Como a cualquier otro gato es necesario procurarle una higiene adecuada: limpieza de orejas, ojos, cortes de uñas y revisiones periódicas de la boca para prevenir caries y otras patologías.