Gato siberiano, características y cuidados

Gato siberiano
Heikki Siltala/CC BY 3.0

Origen e historia

El gato siberiano es originario de los países del Este, concretamente de Rusia y Ucrania, recibe otras denominaciones como Sbirska koschka, Sibi, Siberian Cat, a la variedad pointed se la denomina neva masquerade; proviene del cruce entre gatos salvaje de aquellas localidades y el gato doméstico. Se caracteriza principalmente por tener un pelaje tupido para combatir las bajas temperaturas existentes en aquellas zonas.

En el pedigree de un gato siberiano debe constar sus orígenes rusos al ser exclusivo de esa zona de procedencia. Si bien la raza se desarrolló satisfactoriamente en Rusia, lo cierto es que tardó en expandirse por otros lugares del mundo, hoy la raza se encuentra en pleno apogeo y bien difundida. Su primer estándar se publicó en Moscú por parte del Kotofei Cat Club, para ello se utilizó a dos gatos modelo: Marte y Romano.

En 1987 se importaron a Alemania los primeros ejemplares, Mussa y Tima, procedentes de San Petersburgo. Allá por el año 1991 se difundió en Francia y gozó de buena aceptación.

FIFe reconoció al gato siberiano en el año 1997. En Estados Unidos la criadora Elizabeth Terrell introdujo los primeros ejemplares (Ofelia, Naina y Kaliostro), la raza comenzó a ser reconocida por TICA en 1992, pudiendo participar en campeonatos en 1997.

Existen referencias anteriores que ya mencionaban al gato siberiano, como el libro de Harrison Weir titulado “Nuestros Gatos” de fecha 1889; también, John Jennings en otro manual de 1898, “Gatos domésticos y de lujo”,  hacía referencia al gato siberiano. La primera fotografía que se tiene constancia de este minino data del año 1900.

Cuidados del gato siberiano

Para mantener su pelaje lustroso es necesario cepillarlo con regularidad, más asiduamente llegada la época de muda, de lo contrario puede enredarse y quedar en mal estado, como ocurre con otras razas de gatos de pelo largo o denso. Gozan de buena salud, aunque no por ello deban descuidarse sus correspondientes revisiones veterinarias.

La alimentación debe complementarse con productos especiales para evitar formación de bolas de pelo en su estómago.

Carácter, comportamiento, socialización

Es un gato juguetón, muy activo y enérgico, necesita espacio para ejercitarse, son sociables y siente gran aprecio hacia sus dueños, sin duda un dato importan desde el punto de vista de su comportamiento. Presentan una marcada personalidad, aunque se socializan bien con otros gatos e igualmente admite sin dificultad ser manipulado por niños. Son descritos como felinos muy inteligentes, con capacidad de dar grandes saltos dada sus poderosas extremidades posteriores.

Características y estándar del gato siberiano

Cabeza

La cabeza es corta y ancha, los huesos de las mejillas profundos y amplios, su hocico redondeado, levemente alargado y mentón también redondeado. La frente es ligeramente arqueada. La nariz es igualmente amplia, un poco alargada y afinándose hacia su extremo final. Los contornos son suavemente redondeados, el perfil encorvado y parte superior de la cabeza aplanada, carecen de stop.

Las orejas del gato siberiano son de talla mediana, amplias en las base con una punta ligeramente redondeada. Separadas e inclinadas hacia delante, no poseen demasiado pelo en la zona dorsal. Los pinceles son deseados.

Sus ojos son grandes, un poco ovalados y redondeados en el borde inferior, un poco oblicuos y separados. El color de ojos es verde o amarillo, para los pointed, el azul oscuro es el más deseado.

Cuerpo

El gato siberiano es de talla media a grande, musculoso y pesado. El peso medio oscila entre los 4.5 a 9 Kg. La osamenta es fuerte y poderosa, pecho amplio y redondeado. La espalda se presenta un poco alargada. Estos felinos tardan en desarrollarse, no lo hacen hasta los 5 años de edad.

Extremidades, patas y cola

Las patas son también musculosas y de longitud media, aunque más largas las traseras que las delanteras, presentan fuerte osamenta. Los pies grandes, compactos y redondos con penachos entre los dedos.

Su cola alcanza a los omoplatos, gruesa y afinándose ligeramente hacia la punta, no es muy larga, aunque sí tupida de abundante pelo.

El cuello del gato siberiano no es demasiado alargado, aunque goza de buena musculatura, grueso y en forma redondeada.

Manto y color

El manto es de longitud media. El subpelo o pelusa muy denso, suave y fino, el pelo superior denso, suelto, de estructura firme, bien agarrado y lustroso, cubre la espalda, los flancos y el lado superior de la cola totalmente. Las subpartes del cuerpo y el lado trasero de las extremidades posteriores solo tienen pelusa. El manto es largo en particular en el cuello, en el pecho y en la cola.

Los colores chocolate y cinnamon, así como su dilución (lila y cervato) no son reconocidos en ninguna combinación (bicolor, tricolor, tabby), ni para el siberiano, ni para la variedad neva masquerade. El factor Burmés tampoco es reconocido. Todos los restantes colores y patrones son admitidos. Igualmente toda la cantidad de blanco es permitida.

Como indicamos con anterioridad, la variedad pointed es llamada neva masquerade.