Gato savannah

Gato savannah
Pets Adviser/CC BY 2.0

El gato savannah es una nueva raza de gatos aún no reconocido en muchas asociaciones felinas. Se trata de un cruce entre el gato salvaje serval y el doméstico, los criadores trabajan en la creación de gatos con aspecto salvaje, pero con un carácter semejante al doméstico. En su primera generación, es decir los F1, ya cuentan con buenas cualidades comportamentales similares a los mininos domésticos, en segunda generación, los F2, se perfecciona aún más su carácter. Estas dos generaciones al tener en su genética muy próximo el ancestro salvaje suelen ser gatos gigantesco, superando en tamaño en tres o cuatro veces al felino doméstico. También los patrones son similares al animal en estado salvaje, incluso conservan el cuerpo y extremidades en forma alargada. Las siguientes generaciones se perfecciona el manto o capa del pelo, ya que el patrón se va perdiendo en generaciones posteriores, para que el animal siga contando con sus peculiares marcas oscuras, se suelen realizar cruces selectivos con gatos, concretamente las razas: bengalies y Mau egipcio.

Entre los criadores involucrados en la creación del gato savannah destacan Patrick Kelly y Joyce Sroufe, que fueron los responsables en la creación de su estándar. La primera camada de gatitos nació el 7 de abril de 1986, fruto del cruce de una gata doméstico y un serval africano, fue el primer ancestro asociado a los orígenes de la raza savannah.

Precio de un gato Savannah

Si el cruce es cercano, es decir primera o segunda generación suelen ser gatos bastante costosos, entre otras cosas ante la dificultad de adquirir un ejemplar, ya que no son muy numerosos en el mercado de venta de animales, algunos pueden ascender a cantidades astronómicas, nos referimos a un promedio de 7.000 euros, ya que es difícil conseguir con éxito los primeros cruces, además el coste de mantenimiento y reproducción en primeras generaciones es muy elevado.

Requisitos para adquirir un gato Savannah F1 ó F2

Los requisitos son variables en función de la normativa del país que se pretenda adoptar, en algunas zonas, los híbridos son catalogados como animal peligroso y pueden imponerse requisitos especiales para su tenencia legal. Es necesario información previa para no llevarnos sobresaltos tras la adquisición de este bello minino.

Realmente estos felinos son peligrosos

Según sus criadores, mantienen el mismo carácter que el gato doméstico y puede vivir en un entorno humano sin dificultad, aunque los expertos en comportamiento felino consideran la necesidad de extremar precauciones si se adquieren estos ejemplares, sobre todo si en el hogar familiar van a convivir con niños o personas de edad avanzada, por supuesto nos referimos a las primeras generaciones (F1 ó F2).

TICA y el gato Savannah

Un gato Savannah bien seleccionado ha de poseer mínimo seis o siete generaciones, por supuesto el tamaño disminuye considerablemente y se asimila más a un gato de raza doméstico; TICA (The International Cat Association) reconoció la raza en el 2001 y en el año 2012 ya se pueden exhibir y participar en campeonatos felinos.

Estándar

Según su estándar es un gato alargado, de patas largas, elegante y con numerosas manchas oscuras estampadas en su pelaje, pese a sus ancestros, se considera un gato equilibrado y cariñoso con su dueño, aunque no es un gato para todas las personas, ya que precisa de mucha actividad y, en consecuencia, cuidados más avanzados que un gato doméstico normal.

Cabeza

La cabeza tiene forma triangular, el hocico con aspecto redondeado y afilado. Destacan sus orejas grandes, amplias en la base, de inserción alta, muy erguidas y con terminación redondeada.

Los ojos del gato savannah son de tamaño medio, en forma de almendra especialmente en su mitad inferior. Se admiten todas las tonalidades de colores en sus ojos. El mentón visto de frente se estrecha para mantener la forma triangular de su cabeza. La nariz es ancha y un poco prominente cuando se observa de perfil. Las almohadillas presentes en los bigotes no son muy pronunciadas.

Cuerpo

El cuerpo es alargado, un poco pesado, musculoso y con buena osamenta, aunque dando la apariencia de un gato suave o ligero.

Extremidades

Presenta un cuellos largo y bastante delgado, las patas también son alargadas y musculosas, las traseras más largas que las delanteras. Su pies mantienen forma ovalada y de tamaño mediano.

La cola del gato savannah es de tamaño medio, afinándose a medida que llega a su extremo final, pero sin ser puntiaguda.

Manto

El manto es corto, sin ser demasiado denso y con presencia leve subpelo. Los colores admitidos son: Black, brown spotted tabby, black silver spotted tabby, black smoke.