Gato oriental, información, cuidados, precio y estándar

Gato oriental
Gato oriental
© Heikki Siltala/CC BY 3.0

El gato oriental es oriundo de Tailandia, se caracteriza por tener un color uniforme, es decir, el pelaje está completamente pigmentado. Su homólogo es el siamés oriental, también procedente de la misma localidad, de hecho, hay quienes, a este último, lo consideran como una variedad colourpoint.

En los países occidentales empezó a tener aceptación a partir de los años 50, ya que antes era desconocido en Europa y fue probablemente uno de los viajeros exploradores de la época quien lo introdujo en dicho continente. Fue recién en la década de los setenta cuando se consolidó como raza en Europa y Estados Unidos. También se le denomina oriental shorthair, Foreig shorthair.

En su país de origen, Tailandia, y durante la Edad Media, se llegó a elevar al gato oriental a la categoría de gato nacional.

La importancia de esta raza de gato reside en que ha dado lugar a muchas de las razas existentes en la actualidad.

Carácter, comportamiento y socialización

El gato oriental es un felino doméstico muy Juguetón, extrovertido, gran vocalizador, mantiene un voz fuerte y esta se aprecia desde su etapa de cachorrito y llega a niveles muy elevados cuando está en celo.

Se le puede considerar una animal muy sociable, por lo que puede perfectamente convivir con otras mascotas y es perfecto para estar con niños. No obstante, el gato oriental es bastante territorial con los demás gatos. Es considerado un gato demandante, porque tiene gran apego a su amo, de hecho detesta la soledad, por lo que demandará compañía, atención y cariño por parte de sus dueños muy a menudo.

Cuidados

El mantenimiento de su pelaje es fácil, simplemente cepillarlo cada 10 días es suficiente para que conserve un manto bello y suave, no obstante, en su etapa de muda ha de realizarse con mayor asiduidad. La cola es la parte de su cuerpo a la que mayor atención hay que prestarle al cepillarlo, ya que esta tiende a desarrollar nudos de pelo.

Podremos tener al gato oriental tanto en una casa con jardín como en un apartamento, pero en este último caso, no deberá extrañarnos que busque salir al exterior para dar algunos paseos.

Dado que le encantan las alturas y se siente muy cómodo observando todo desde allá arriba, se recomienda que se dejen algunas repisas libres para que el felino pueda subirse y dominar el panorama con la tranquilidad que un lugar alto le otorga.

Salud del gato oriental

Esta especie de minino goza de muy buena salud, pero debido a la presencia del gen cs, es probable que manifieste estrabismo en algún momento de su vida. Si esta alteración en su nervio óptico era congénita, no hay nada de qué preocuparse, ya que esto no altera la buena visión del animal e incluso el aspecto del gato puede llegar a resultar gracioso. Sin embargo, cuando su vista se desvía durante el curso de su vida, la consulta con un veterinario se vuelve imprescindible.

El estrabismo en el gato oriental es simplemente un aviso para el criador, ya que es posible que futuras generaciones lo presenten si es que se debe a una falla genética de los padres, como ocurre en muchos de los casos.

No todos los casos de estrabismo adquirido durante el desarrollo de la vida significan que el gato verá afectadas sus facultades visuales. Por ello es que el profesional debe examinarlo y dar un diagnóstico y, en caso necesario, determinar el tratamiento para curarlo.

Comprar gato oriental, precio

Es una raza de gato bastante extendida por lo que es fácil comprar un gato oriental, su precio medio ronda los 600 euros si su fin es como mascota, en el caso de ejemplares que quieran destinarse a exposición y reproducción, el precio del gato oriental es más elevado, pues se seleccionan mejores gatitos, con las características más deseable según su estándar.

Estándar

Cuerpo: El gato es de talla media, elegante, delgado y musculoso. El cuerpo es alargado y flexible, tórax y hombros no son más anchos que las caderas. Las patas largas y delgadas, las pies son finos y ovalados, La cola es muy larga, delgada en la base y termina en forma puntiaguda. El cuello es largo y delgado. Sus huesos son fuertes.

Cabeza: La cabeza del gato oriental es en forma de cuña, esta comienza en la nariz y se amplia en ambos lados en líneas rectas con las orejas. La nariz es larga y recta, la frente plana. El perfil es ligeramente encorvado convexo, el hocico es fino, mentón pronunciado formando una línea vertical con la punta de la nariz.

Orejas: Las orejas son muy grandes con una amplia base y puntiagudas. Ellas están colocadas siguiendo los lados de la cuña.

Ojos: Los ojos del gato orientalson almendrados y están colocados ligeramente oblicuos en armonía con la forma de cuña de la cabeza. La distancia entre los ojos no es menos que el ancho de un ojo. El color es un verde intenso o amarillo.

Peso: El gato oriental pesa un promedio de 4,5 kilos.

Patas: Son delgadas y muy largas.

Manto: El manto es de un solo color, muy corto, fino y lustroso, pegado al cuerpo, de textura sedosa y carece de pelusa o subpelo. Todos los colores sin blanco y no points son reconocidos.

Cola: el gato oriental tiene cola larga, con abundante presencia de pelo y terminada en forma de punta.