Gato europeo

© depositphotos.com – redstar.in.ua

Origen e historia

El gato europeo, como su nombre indica, es un gato de origen europeo, recibe numerosas denominaciones: europeo de pelo corto, gato de casa, european shorthair; es el homólogo del British Shorthair en Gran Bretaña y el American Shorthair en EEUU. La selección se lleva a cabo a través del gato común o doméstico, se trata de buscar y fijar todas aquellas mejores cualidades estéticas de ese animal.

Carácter, comportamiento, socialización y cuidados

El gato europeo es un animal muy activo, necesita ejercitarse para mantener buena condición física, tiene gran personalidad, es sociable y se adapta bien a la vida hogareña, las hembras pueden mostrar ciertas dotes de territorialidad, sobre todo si están gestante o están al cuidado de sus crías. El mantenimiento de su pelaje también es fácil, un cepillado semanal es suficiente, aunque en época de muda conviene hacerlo diariamente.

Estándar del gato europeo

CUERPO: El gato tiene una estructura de cuerpo equilibrado, sólido y robusto. Su osamenta es fuerte.

CABEZA: La cabeza en proporción al cuerpo, ancha y con contornos suaves. Los machos poseen una cabeza bastante grande.

OREJAS: La talla y forma de las orejas bien equilibradas con la cabeza, aunque no son muy grandes, si se compara con otras razas de gatos.

OJOS: Los ojos son vivos y expresivos, cuando están activos los mantienen en alerta y muy abiertos.

COLA: de longitud media, en proporción con el cuerpo.

MANTO: El manto es corto, denso y lustroso. Todos los colores clásicos son permitidos, Toda la cantidad de blanco es también permitida. Los colores chocolate y cinnamon, así como su dilución (lila y cervato) no son reconocidos en ninguna combinación (bicolor, tricolor, tabby). El colourpoint tampoco es reconocido. Esa falta de reconocimiento a determinados colores se debe fundamentalmente al hecho de que en su estado natural estos felinos no presentan en su genética ese tipo de coloraciones.

Gato europeo, historia y estándar de la raza
Tu opinión importa: Valora el artículo