Don sphynx (Donskoy), gato sin pelo procedente de Rusia

Don sphynx, donskoy
Don sphynx, donskoy
© tatness – Fotolia.com

Origen e historia

El don sphynx, también conocido como donskoy es una raza originaria de Rusia, la ausencia de pelo se debe a una mutación de carácter dominante, aunque en un primer momento se pensaba que se trataba de una enfermedad.

El primer ejemplar se encontró en el año 1987, fue adoptado por Elena Kovalena y se le bautizó con el nombre de Varvana. La raza es designada con el nombre de donskoy, aunque tal denominación es menos utilizada que la anterior.

Irina Nemykina, titular del criadero Mitu, comenzó a seleccionar ejemplares haciendo posible la creación de la raza. Con posterioridad se siguió trabajando para lograr consolidar el fenotipo de este felino tan peculiar en ciudades como Moscú o San Petersburgo. Su aceptación por parte de la población fue positiva y pronto comenzaría a extenderse por todo el territorio ruso.

Existen cuatro variedades de don sphynx o donskoy:

Goma: completamente desnudos.

Flock (flocked): gatos de pelo corto, aterciopelados.

Velour: pelos con una longitud de 1-3 mm.

Brush: pelaje rizado

Carácter, comportamiento y socialización

El donskoy es un gato muy dócil y sociable tanto con personas como con otros animales. Le gusta mucho jugar, por lo que dedicarle tiempo a nuestro don sphynx y crear instancias de juego es de carácter obligatorio. La adaptabilidad de este felino es del cien por ciento, por lo que puede convivir de forma armónica con otras mascotas, compartir su tiempo con niños y ser parte de una familia grande y con mucho movimiento.

Cuenta con un importante nivel de energía, lo que los hace ser muy activos y vivaces. Su necesidad de sociabilizar y de interactuar, incluso con extraños, es muy alta. Resultan muy afectuosos y demandantes de cariño, por lo que el don sphynx es un gato para aquellas personas que desean una mascota faldera y juguetona a la vez.

Cuidados del del don sphynx

Este minino es muy inteligente. Por lo tanto, los juegos mentales para gatos están altamente recomendados para la raza. Les gustan los desafíos y se superan a ellos mismos con gran facilidad.

De voz suave y dulce que requiere de cuidados especiales, sobre todo la variedad sin pelo: temperatura ambiental cálida, limpieza regular de orejas (acumulan cera) y ojos; baños frecuentes y evitar exposiciones prolongadas al sol, ya que le puede producir quemaduras.

Tampoco debe estar expuesto al frío, ya que al carecer de pelo es mucho más sensible a las bajas temperaturas.

A pesar de no contar con pelaje, es necesario que el don sphynx reciba un cepillado semanal con un cepillo de cerdas blandas y con mucha suavidad de nuestra parte. Cada quince días hay que bañarlos para eliminar el exceso de grasa de su piel, el cual puede provocarle irritaciones. Para que el baño surta el efecto deseado, el champú tiene que ser suave.

Es importante alimentarlos de forma suplementaria, dado que su metabolismo es muy rápido, lo que hace que la asimilación de nutrientes sea parcial.

Salud de la raza

El don Sphynx goza de una muy buena salud y resulta ser un gato con un sistema inmunológico bastante fuerte. Sin embargo el gen dominante que le provoca su calvicie es también responsable de generarle displasia ectodérmica, la cual puede provocarle problemas dentales.

Estándar del don Sphynx

Cuerpo: gato de tamaño mediano y musculoso, sus patas también de longitud media, bien desarrolladas, los dedos de los pies alargados. Cola larga terminando en puta redondeada.

Cabeza: en forma de cuña, pómulos bien desarrollados, su frente plana, con arrugas. Nariz mediana y ancha. Mentón fuerte.

Orejas: orejas grandes, de inserción alta y ligeramente inclinadas hacia adelante; con terminación redondeadas.

Ojos: medianos, almendrados y en forma oblicua, todos los colores están permitidos.

Manto: se prefiere a ejemplares sin pelo, con abundantes arrugas. Los ejemplares con pelo no deben tener una longitud superior a los 2 mm. Todos los colores y patrones están permitidos.