Devon rex

© dvr – Fotolia.com

Origen e historia

El primer ejemplar de devon rex apareció en una camada de gatos monteses en el año 1960 en Inglaterra, posteriormente, ya en edad adulta, se le apareó con una gata tricolor; así nació un gatito de pelo rizado al que apodaron Kierlee, comenzando programas de cría encaminados a la selección de esta raza. Estos gatos se caracterizan por tener un pelaje similar al de un cordero, consecuencia de una mutación natural localizada en un gen de carácter recesivo.

Carácter, comportamiento, socialización y cuidados

El devon rex es un gato activo, cariñoso, sociable, juguetón, apegado a su dueño, no le gusta la soledad; es friolero, precisa de fuentes de calor para combatir el frío o mantenerlo en lugares cálidos; se adapta bien a la vida en un piso, de hecho, se le puede considerar como un gato de interior, en la medida que le gusta permanecer y mantenerse en el ámbito doméstico.

Para el mantenimiento de su pelaje es necesario un cepillado semanal, por otra parte, es un gato que suda, con lo cual hay que asearlo regularmente y limpiar también sus orejas, las cuales desprende bastante cera. No sueltan mucho pelo, dato interesante sobre todo por la comodidad de mantener la casa limpia, a diferencia de otras razas que precisan una limpieza más exhaustiva, tanto de la vivienda como del mantenimiento de su propio manto.

Estándar de la raza del devon rex

CUERPO: El cuerpo es mediano, longitud media, musculoso, más sólido y pesado de lo que aparenta. El pecho es ancho, firme y redondeado. Las patas son largas y delgadas, los pies son finos y ovalados, cola larga, de base fina y terminada en punta ligeramente redondeada.

CABEZA: La cabeza es corta y ancha, contornos angulares y prominentes, los huesos de las mejillas también prominentes, bien separados. El perfil es claramente encorvado, su hocico bien definido. El mentón y la mandíbula inferior son firmes.

OREJAS: Las orejas son muy grandes, de inserción baja, anchas en la base y terminado en punta ligeramente redondeada.

OJOS: Los ojos son grandes, ovalados y bien separados. El color de ojos debe ser uniforme y corresponde al color del manto.

MANTO: El manto es muy corto, fino, suave y ondulado debido a la carencia de pelos de guardia o cobertura. Los bigotes y las cejas son rizados. Todos los colores y patrones son reconocidos, toda la cantidad de blanco es permitida.