Gato Ceylon (Ceilán), un gato asiático con mucha personalidad

Origen e historia

El gato ceylon proveniente del sudeste asiático; también se le denomina Gatto di Ceylon o Ceilán. Desciende de una raza natural existente en Sri Lanka, antigua Ceilán (sudeste de la India). Se extendió por Europa gracias al Doctor Paolo Pellegatta, el cual llevó a Italia los primeros ejemplares en 1984.

Antes de que la raza llegara a Europa, este gato era un animal doméstico muy querido en Sri Lanka, ya que se lo consideraba símbolo de buena fortuna debido a las rayas, semejantes al cuerpo de una cobra, la cual es la consagración de Buda, que posee en su cabeza.

Carácter, comportamiento, socialización y cuidados del gato ceylon

Son gatos muy sociables, simpático, le gusta jugar y tiene buenas relaciones con personas y otros animales, se adapta bien en un piso porque cuenta con una asombrosa capacidad de adaptación que los hace nuestra mascota de compañía por excelencia. Si tienes niños, también es el gato ideal para interactuar con ellos y unirse a sus juegos.

El mantenimiento del pelaje es fácil, un cepillado semanal es suficiente para que mantengan el pelo suave y liso. A su vez, para que el pelaje mantenga su condición sedosa y suave, es necesario que el felino reciba una buena nutrición y que esté debidamente hidratado, por lo que debemos asegurarnos de que siempre tenga disponible agua fresca y limpia.

No olvidemos mantener siempre su bandeja sanitaria limpia. Es necesario remover las partes que queden sucias cada vez que nuestro gato ceylon haga en ella sus necesidades.

Estándar de la raza

Cuerpo: El cuerpo del gato ceylon es de tamaño pequeño a mediano, con una fuerte musculatura distribuida de forma compacta, con amplios hombros y caderas y un pecho bien desarrollado. Su vientre es redondeado. Las patas son delgadas y de longitud media, los pies son redondeados. Cuenta con una fina osamenta. La cola es corta y sólida gracias a su base amplia, afilándose hacia su punta que es redondeada

Cabeza: Además de que tiene que ser proporcionada con el cuerpo, la cabeza es redonda, corta y ancha, los huesos de las mejillas prominentes para darle la típica forma redondeada en su rostro. La frente es ligeramente aplanada, El perfil es un poco encorvado. El mentón y la mandíbula inferior son sólidos.

Orejas: Las orejas del gato ceylon son grandes, amplias en la base, las puntas ligeramente redondeadas, de inserción alta. Una característica de la raza es que sus orejas presentan manchas más claras que el resto del pelaje que lo cubre.

Ojos: Los ojos son grandes, bien separados. El borde superior de los ojos es de forma almendrada, el inferior redondo, son de color amarillo a verde brillante.

Manto: El manto es muy corto, fino y de textura sedosa, apretado al cuerpo, poco subpelo o pelusa. Ticking acentuado en el pecho espalda y flancos. En el lomo, las patas y la cola con rayas, la punta de cola es regularmente coloreada con el color del ticking.

El color base del gato ceylon es regularmente coloreado en todas las variedades de color. El tono de color varía de arenoso (sable) a oro (golden) según el ticking.

Los colores siguientes del ticking son reconocidos: negro, rojo, tortuga, azul, crema y azul-crema.

¿Para quién es ideal el gato ceylon?

El gato ceylon es perfecto para quien esté buscando una mascota de compañía y a la que quiera devolverle todo ese cariño. Este felino no es bueno para estar solo muchas horas, ya que le gusta mucho la vida familiar y social. Dado que es un gato muy confiado, lo mejor es no dejarlo salir solo por los tejados, ya que no suele ser temeroso de las personas y de otros animales. Adora los juegos y los desafíos, siempre y cuándo tú formes parte de ellos.

Una respuesta a «Gato Ceylon (Ceilán), un gato asiático con mucha personalidad»

Los comentarios están cerrados.