Nociones básicas sobre genética felina

depositphotos.com © Nataliia Natykach

Para entender mejor los temas sobre genética felina es importante tener presente algunos conceptos o nociones básicas que seguidamente pasamos a exponer:

GENÉTICA: ciencia que estudia la herencia biológica en el ser vivo. En el caso que nos ocupa la genética felina estudia la interacción de genes en los gatos, es útil para predecir camadas, evitar patologías, etc., en la descendencia.

HERENCIA: lo que trasmite el ser vivo en su descendencia.

GAMETO: cédula sexuales que en reproducción se unen para dar origen al nuevo ser.

GEN: unidad básica de la herencia, esa información se trasmite en la descendencia.

GENOMA: patrimonio genético o conjunto de cromosomas.

GENOTIPO: representación genética del individuo en función del conjunto de genes que posee.

FENOTIPO: lo que el individuo manifiesta en el exterior.

ALELOS: la formas alternativas que puede presentar un carácter.

CROMOSOMA: contiene el material responsable de la herencia en el individuo.

LOCUS: lugar que ocupa el gen en el cromosoma.

HETEROCIGOTO: el individuo posee diferentes alelos para un mismo carácter.

HOMOCIGOTO: el individuo posee alelos iguales.

DOMINANTE: gen que prevalece o manifiesta frente al recesivo.

RECESIVO: gen que queda oculto frente al dominante, en consecuencia, es necesario dos copias del alelo (homocigosis) para que pueda manifestarse.

CODOMINANTE: genes con la misma dominancia.

MUTACIÓN: alteración del material hereditario.

Conceptos básicos de genética en gatos, la herencia mendeliana

También es aplicable a los gatos las Leyes de Mendel y sus correspondientes reglas sobre la transmisión por herencia.

  • Ley de la uniformidad: en la cruza de individuos puros (homocigotos) para un mismo carácter, los descendientes de la primera generación serán iguales al parental dominante.
  • Ley de la disyunción: los caracteres recesivos, aunque quedan ocultos en una primera generación, se manifiestan en la segunda generación filial en proporción de 3:1.
  • Ley de la herencia independiente de caracteres: los genes se heredan de forma independiente, no se mezclan ni desaparecen en ulteriores generaciones.