Genética felina: nociones básicas para comprender la descendencia en gatos

Nociones básicas sobre genética felina
Conceptos sobre genética felina
depositphotos.com © Nataliia Natykach

Para entender mejor los temas sobre genética felina es importante tener presente algunos conceptos o nociones básicas que seguidamente pasamos a exponer.

Conceptos sobre genética felina

Genética: ciencia que estudia la herencia biológica en el ser vivo. En el caso que nos ocupa la genética felina estudia la interacción de genes en los gatos, es útil para predecir camadas, evitar patologías, etc., en la descendencia.

Herencia: lo que trasmite el ser vivo en su descendencia.

Gameto: cédula sexuales que en reproducción se unen para dar origen al nuevo ser.

Gen: unidad básica de la herencia, esa información se trasmite en la descendencia.

Genoma: patrimonio genético o conjunto de cromosomas.

Genotipo: representación genética del individuo en función del conjunto de genes que posee.

Fenotipo: lo que el individuo manifiesta en el exterior.

Alelos: la formas alternativas que puede presentar un carácter.

Cromosomas: contiene el material responsable de la herencia en el individuo.

Locus: lugar que ocupa el gen en el cromosoma.

Heterocigoto: el individuo posee diferentes alelos para un mismo carácter.

Homocigoto: el individuo posee alelos iguales.

Dominante: gen que prevalece o manifiesta frente al recesivo.

Recesivo: gen que queda oculto frente al dominante, en consecuencia, es necesario dos copias del alelo (homocigosis) para que pueda manifestarse.

Codominante: genes con la misma dominancia.

Mutación: alteración del material hereditario.

Genética en gatos y la herencia mendeliana

Para comprender el entramado mundo de la genética felina, es necesario conocer el modelo mendeliano; se trata de unas reglas que fijan las bases en las que se transmiten por herencia los caracteres de los progenitores a sus descendientes, sin cuyo conocimiento es imposible el estudio de la materia que vamos a abordar.

Ley de la uniformidad

Esta ley establece que si cruzamos dos razas puras y diferentes (homocigotos) para un determinado carácter, los descendientes serán todos iguales entre sí e iguales al parental dominante.

Los individuos de esa primera generación, denominados F1, son heterocigotos y sus genes llevan información de las dos razas puras: la dominante que se manifiesta y la recesiva que queda oculta.

Ley de la disyunción o separación de alelos

Mendel, al comprobar que uno de los caracteres desaparecía en la primera generación, se planteó realizar un nuevo cruzamiento con los descendientes o híbridos obtenidos, en este caso pudo comprobar que reaparece nuevamente el carácter recesivo que quedaba oculto en una proporción de tres dominante por cada un recesivo. Esto es así por el hecho de que los genes no se mezclan ni desaparecen, simplemente no se manifestaban en la primera generación, están presentes pero en forma oculta. Mendel constató así que algunos individuos pueden transmitir caracteres, aunque en ellos no se manifiesten.

Ley de la herencia independiente de caracteres

Se refiere a la transmisión del patrimonio genético pero de caracteres distintos, los resultados obtenidos responden y siguen las dos leyes anteriores con independencia del otro carácter. Mendel llega a la conclusión que cada par de alelo de un determinado carácter se transmite de forma independientemente, no se mezclan ni desaparecen, se combinan al azar, por lo que en la descendencia se presentan rasgos que no existían en la generación parental ni filial.

Hay que destacar que esta última ley no se cumple en todos los casos, solamente cuando los genes se encuentren en distintos cromosomas. En aquellos genes ubicados en el mismo par de cromosomas (genes ligados), se transmiten como unidad, por lo que es difícil la recombinación genética.

El cuadro de Punnett es aplicable en genética felina

El genetista británico Reginald Crundall Punnett, que participó activamente en el estudio de esta ciencia en la Universidad de Cambridge, se le atribuye la creación del denominado “cuadro o tablero de punnett”.

Es una herramienta muy valiosa en genética felina para predecir el genotipo de los descendientes en apareamientos entre gatos; se trata de un cuadro gráfico en el que insertaremos, en la parte superior y en la vertical izquierda, la representación de alelos que conforman el genotipo de cada progenitor; el resultado de las posibles combinaciones obtenidas reflejará las diferentes alternativas que se nos pueden plantear. Si el gato dispone de pedigree o de pruebas genéticas relacionadas con su genotipo nos agilizará bastante la tarea.

Una vez tengamos todas las combinaciones posibles, se analizaran también desde el punto de vista del fenotipo; para ello es necesario el conocimiento de la interacción de los genes, que es lo que estudiaremos con el modelo mendeliano. Los resultados siempre serán generalizados pero de gran ayuda en la selección y cría con gatos.