Gato tabby, patrón clásico o blotched,  macarel, abisinio o ticked y  spotted.

Paradais Sphynx

El gato tabby posee dibujos con características especiales en muchas partes de su cuerpo, por ejemplo rayas, remolinos, espirales; sin duda un efecto que dota de belleza al manto del gato.

El gen agouti, también denominado agutí, es el responsable de que el gato presente bandas amarillas en la parte central de su pelo; en estos casos el gato exterioriza una capa tipo jaspeada y brillante. Este efecto también se puede apreciar en el manto de muchos animales salvajes.

Existen dos alelos:

“A”,  dominante, gatos agouti, es el gen salvaje.

“a”,  recesivo, produce el efecto de enmascarar el patrón tabby cuando se encuentra en homocigosis. Los pelos del felino se mostrarán de color entero, en consecuencia, tendremos gatos sólidos con coloración intensa.

El patrón tabby es producido por la acción de dos genes, el agutí, estudiado con anterioridad, y el gen tabby; este último subyacente al anterior, es decir, al alelo “A”, el cual hace que el gato muestre en su fenotipo un manto con rayas o marcas. Ambos genes ocupan un locus diferente.

El gen tabby integra los siguientes alelos:

–  Macarel, caballa o meckerel (T): recesivo frente a ticked, produce rayas verticales sobre el cuerpo del gato.

–  Abisinio o ticked (Ta): dominante, el animal presenta rayas solamente en patas, cola y cabeza, el resto jaspeado; es el típico patrón de los gatos abisinios.

–  Clásico o blotched (tb): recesivo frente a los anteriores, produce un rayado más ancho que el macarel.

–  Moteado o spotted: producto de la acción de los poligenes sobre el gen “T”, hace que el manto del felino exteriorice marcas redondeadas en vez de rayas paralelas.

En los gatos rojos el gen no agutí es menos efectivos que en gatos con colores eumelanísticos, por eso las marcas tabby no llegan a desaparecer en el animal, téngase en cuenta que el gen O inhibe la aparición de la genética no agouti.