Eumelanina, colores en los gatos

Paradais Sphynx

Una pigmentación denominada eumelanina, componente de la melanina, es la responsable de que los gatos posean un manto color negro y, en caso de no manifestarse, el gato presentaría un fenotipo color blanco.

Melanocitos y producción de melanina

Unas células denominadas melanocitos, ubicadas en la epidermis y el folículo piloso, son las responsables de la aparición de la diversidad de colores en los felinos; su misión principal es la producción de melanina, que se trata de un pigmento granulado y localizado en la piel, pelo y ojos del animal.

Existen dos tipos de melaninas:

– Eumelanina: Pigmentación negra a marrón, son moléculas esféricas que absorben la luz.

– Feomelaninas: Pigmentación naranja, amarilla a roja, reflejan la luz, moléculas más alargadas.

La densidad e intensidad de los pigmentos, la alimentación y la temperatura completarán la gran variedad de patrones y colores existentes en el gato.

El color blanco se debe al efecto contrario, es decir, se produce por la ausencia de pigmentación en el animal a consecuencia de la falta de supervivencia de los melanocitos, que mueren antes de migrar a la epidermis durante el proceso denominando embriogénesis.

El gen B y los gatos negros

El gen B es el responsable de la pigmentación negra, es decir, gatos con fenotipo color negro; tiene un alelo recesivo simbolizado con la letra b, se trata de una mutación que cambia el color del manto convirtiéndolo en Chocolate o castaño, a su vez, existe otro alelo recesivo frente a B y b, que transforma el manto en una tonalidad canela o castaño claro, es el alelo b1. Tanto b, como b1, al tratarse de genes recesivos, es necesario que se presenten en homocigosis ( o en el caso del color chocolate en heterocigosis para canela: bb1) para que el gato exteriorice esos mantos tan característicos.

El cambio de color de negro a chocolate o canela se debe a una deformación en las partículas de los pigmentos consecuencia de una incorrecta producción de eumelaninas; los pigmentos se convierten en formas alargadas, lo que hace que se produzca ese cambio de tonalidades.

Posibles combinaciones

– Negro: admite las siguientes combinaciones: BB (homocigoto, fenotipo negro, dominante), Bb (fenotipo negro portador de chocolate, heterocigoto), Bbl (heterocigoto, fenotipo negro portador de canela).

– Chocolate: bb (homocigoto fenotipo chocolate), bbl (heterocigoto, fenotipo chocolate, portador de canela).

– Canela: blbl (homocigoto, fenotipo canela).

Ejemplo práctico

Supongamos un cruce de un gato homocigoto para el carácter negro (BB) con una hembra chocolate (bb):

Cruce gato negro por hembra chocolate

Cruce gato negro por hembra chocolate
© Paradais Sphynx

Todos los gatitos serán de color negro, pues el gen dominante se impone frente al recesivo.

Supongamos el mismo ejemplo, pero en este caso el macho es portador de chocolate:

Cruce gato negro portador chocolate por hembra chocolate

Gato negro portador chocolate por hembra chocolate
© Paradais Sphynx

Al estar presente en los dos progenitores el gen recesivo (b), éste se manifestará en la descendencia y, en consecuencia, tendremos el 50% de los gatitos color chocolate y el resto serán negros portadores de chocolate.

El gen de dilución: gatos azules, lilas y cervato (cinnamon)

El anterior gen se complementa con el denominado gen de dilución D, que tiene el efecto de controlar la densidad del color, su alelo “d” diluye la densidad de la pigmentación y provoca que el gato se convierta en una tonalidad azul, lila, crema o fawn (ciervo, cervato o cinnamon).

En definitiva, el gen de dilución del color produce una aclaración en la piel del gato; ello se debe a una distribución anormal en las partículas de los pigmentos. Se trata de un gen que ocupa un locus diferente al anteriormente estudiado, es decir, al gen B y, por tanto, actúan de forma independiente.

Como podemos observar se incrementa la variedad de colores en el gato; muchos gatitos llegan a presentar coloridos espectaculares; además, la dilución también puede afectar a gatos rojos, es decir, aquellos mininos que en lugar de tener pigmentación negra (eumelanina), tienen una coloración naranja o roja (feomelanina) y en consecuencia exteriorizan un manto color crema.

Ejemplo de gatos diluidos

Veamos una tabla de cruzamiento para hacer un estudio de cómo actúa este gen; suponemos un cruce de dos gatos negros, portadores de chocolate y dilución y que cuentan con el siguiente genotipo: Bb Dd

Gatos diluidos azul, lila, crema

Gen de dilución color gatos
© Paradais Sphynx

– Las estadísticas nos muestran que 9/16 (56.25%) serán gatos con fenotipo negro, 3/16 (18.75%) azul, 3/16 (18.75%) gatos chocolates y 1/16 lila.

– Ambos gatos portan chocolate; en consecuencia, en la descendencia nacerán cachorros chocolates.

– Como los progenitores portan también el gen recesivo de dilución, nacerán gatos lilas (diluido del chocolate) y gatos azules (diluido del negro).

– En el caso de que desconociéramos el genotipo de los progenitores, tendríamos que realizar cruces de prueba para saber si son o no portadores de dilución, ejemplo: si en la camada salen diluidos es obvio que lo son; si salen todos negros, probablemente uno o ninguno es portador; lo mejor, en este último caso, es cruzarlos con gatos diluidos y así tendríamos un alto grado de acierto para el descubrimiento de este gen en nuestro gato. Hoy en día se cuenta con la ventaja de testar al gato en un laboratorio especializado y así en pocos días podremos comprobar si es portador de un determinado color.

Colores eumelanísticos del gato: el gen de dilución del color
5 (100%) 1 vote