Gato esfinge, compra, venta y precio.

© Paradais Sphynx. Comprar gato sphynx

Actualmente comprar un gato Egipcio no ofrece ninguna dificultad, ya que la raza está muy consolidada y se pueden adquirir estos animales con suma facilidad. En otros tiempos existían pocos sphynx y se hacía una tarea bastante difícil la compra de un ejemplar, pues prácticamente existían pocos para su venta.

El gato egipcio tiene su apogeo a partir del año 2005, la mayoría de asociaciones felinas comienzan a admitirlo como nueva raza, ejemplares de gato esfinge se empiezan a avistar en exposiciones felinas, lo que definitivamente dio lugar a que se popularizase como una nueva mascota, sobre todo por la curiosidad que despierta el llamativo manto sin pelo que presentan estos animales.

Precio gato egipcio sin pelo

El precio es variable en función de la finalidad a la que se va a destinar el animal. Un gatito que se adopte simplemente como mascota o animal doméstico su precio no debe ser inferior a 700 euros, si realmente se quiere adquirir un ejemplar con ciertas garantías en cuanto su salud, además son animales no aptos para reproducción.

Ejemplares que se utilicen para reproducción y exposición, el precio sube considerablemente, además un criador responsable no suele facilitar ejemplares para reproducción sin conocer previamente al futuro propietario.

Pueden incluso encontrarse animales más económicos sobre todo en clasificados de animales, pero su principal inconveniente radica en el hecho de que los particulares no ofrecen garantía, tratan a toda costa de vender el animal para obtener un lucro económico, sin darse cuenta de que el nuevo propietario puede necesitar consejos y recomendaciones tras la adquisición del gatito, incluso en muchas ocasiones no se lleva un control de salud de los progenitores, sin olvidar los timos que suelen existir en el mercado de anuncio de venta de animales entre particulares.

Consejos para la compra de un gato esfinge o sphynx

Comprar gato sin pelo es una tarea que no debe tomarse a la ligera, las precipitaciones anticipadas son la principal causa del fracaso en cuanto a su adopción. El gato egipcio es un ser vivo, posiblemente va a durar bastantes años y tenemos que ser consciente que estamos adquiriendo un bien duradero, el cual va a precisar de cuidados durante toda su vida. El futuro comprador debe tener en cuenta, ante de su adquisición, las siguientes recomendaciones:

•  Comprobar que los padres estén en buen estado de salud.

•  Conocer los orígenes de los padres, donde se han adquirido, si son o no nacionales, también es importante cerciorarse de la veracidad del pedigree.

•  Comprobar la reputación del criadero.

El gatito debe entregarse con la siguiente documentación

•  Certificado veterinario de buena salud en el que se acredite sus vacunas y desparasitaciones.

•  No debe presentar ningún tipo de problemas relacionados con conjuntivitis y úlceras en los ojos.

•  No debe presentar síntomas de diarreas. Si este fuese el caso, es muy importante que durante los primeros días de compra se realicen pruebas por tu veterinario frente a parásitos intestinales: guiardias y aún más importante: Tritrichomonas foetus mediante PCR, ya que esta raza es muy susceptible a contraerlas.

•  Debe de entregarse con test negativo de leucemia e inmunodeficiencia felina.

•  El criador ha de facilitar la nuevo propietario una copia del test negativo de HCM de los padres, para descartar cardiomiopatía hipertrófica.

•  En la medida de lo posible también es importante realizar el test de coronavirus intestinal para descartar casos de PIF en el animal.

•  Las enfermedades respiratorias también son bastante común en esta raza, sobre todo dado su ausencia de pelo, pruebas frente a calicivirus felino y rinotraqueritis son de suma importancia si se observa que el gato estornuda, tiene moco o se encuentre con poca actividad. Muchos animales son asintomáticos y el cambio le supone que le bajen las defensa y se pueda manifestar la enfermedad. No dudes en consultar a tu veterinario, sobre todo durante los primeros 10 días de la compra, para que de esa manera puedas reclamar la garantía frente a la compra del gatito.

•  Facilitar el pedigree en el que se acredite la pureza de la raza.

Sin duda todo lo anterior conlleva un coste veterinario muy considerable, pero siempre se ha de pensar que se trata de un bien duradero y que si no se toman precauciones, con el tiempo, si el animal presenta alguna patología, posiblemente el gasto para su cura va a ser mayor que el de su adquisición o compra, con lo que nuevamente insistimos que la precipitación y el querer adquirir animales a bajo precio puede salir muy costoso a largo tiempo.

Adopción de sphynx o gato esfinge

gato-esfinge-adopcion

© Paradais Sphynx

Para aquellas personas que no dispongan de presupuesto para comprar un sphynx, dado el alto precio que supone la compra de un ejemplar, puede optar por la adopción, aunque no es tarea fácil, ya que no existen muchos ejemplares en adopción. Sin embargo no hay nada imposible y muchos criadores suelen optar por ceder en adopción gatitos de esta raza, normalmente adultos que retiran de la cría. En estos casos lo aconsejable es ponerse en contacto con criaderos y proponer la disponibilidad de mininos adultos.

Otra opción es revisar anuncios entre particulares, pues también existen personas que por algún motivo desean desprenderse de su mascota, por ciertas circunstancias personales y deciden cederlo sin ningún tipo de contraprestación.

El gato sphynx es un animal sociable y vive sin dificultad en ambiente familiar, también se adaptan a todo tipo de mascotas. Su carácter y personalidad hacen que sea una mascota apropiada para todo tipo de personas, tanto mayores como niños pequeños.

Es muy importante que, tanto si se opta por la compra como por la adopción, el gatito se encuentre en su nuevo hogar sano y feliz, también que disponga de todo lo necesario para su mantenimiento o cuidados. Son animales que requieren mucho amor y contacto, ya que les gusta estar todo el tiempo rodeado de personas, a diferencia de otras razas de gatos, que por lo general son más independientes y cuentan con un comportamiento más territorial.

Como ya manifestamos con anterioridad, según las últimas estadísticas, se ha incrementado considerablemente el número de gatos egipcios, a diferencia de tiempos pasados, en el que había pocos ejemplares, además la compra de un ejemplar suponía una tarea bastante complicada, dado el escaso número de gatos sin pelo existente en el mundo. En la actualidad, se ha aumentado el número de criadores, la buena popularidad y aceptación ha hecho que la raza se encuentra consolida, en plena expansión y apogeo.