Limpieza gato sphynx

Foto: Paradais Sphynx

El baño y los cuidados especiales que requiere el gato esfinge

La higiene cobra especial importancia en el sphynx. Si lo comparamos con la mayoría de razas de felinas que por regla general suelen ocuparse de su propio aseo, el gato esfinge o egipcio, precisará de la ayuda de su propietario para poder mantenerse limpio y pulcro. Debido a la ausencia de pelo, a que desprende grasa o al hecho peculiar de que esta raza suda, existe siempre una tendencia a la acumulación de suciedad, de tal manera que si no se actúa con una higiene regular, es lógico que nuestro sphynx permanecerá sucio, con mal tacto, de apariencia triste; incluso con solo acariciarlo, nos dejará las manos impregnadas de suciedad, por eso, desde una edad temprana, deberemos habituarlo al baño o higiene: un lavado cada 20 o 30 días es muy significativo en el animal.

La higiene ocular es también primordial para la prevención de posibles infecciones oculares en nuestro sphynx o gato egipcio; obsérvese que carece de pestañas, ello hace que el líquido lagrimal sea abundante, impidiendo la penetración en sus ojos de agentes patógenos; en consecuencia, deben ser limpiados con regularidad, sobre todo si nos percatamos de suciedad acumulada en los mismos. Existen sueros fisiológicos que se pueden comprar en farmacias o comercios en general, se trata de productos que previamente han sido esterilizados y carecen de efectos secundarios; una vez adquirido, se impregna en un paño suave y se frota con mucha precaución sobre los ojos del gatito, despojando los residuos legañosos acumulados en los mismos.

Para las orejas existen, en establecimientos especializados e incluso en muchos centros veterinarios, preparados que han sido fabricados para su desinfección. Se trata se soluciones limpiadoras que introduciendo unas gotas en sus oídos, es suficiente para que el minino se desprenda de la cera y la suciedad amontonada en las mismas. La limpieza o higiene ha de ser regularmente, téngase en cuenta que los gatos esfinges aglomeran gran cantidad de grasa en sus pabellones auditivos.

Los artículos que en la actualidad se encuentran en el mercando para facilitar el aseo o higiene de nuestras mascotas suelen ser de gran utilidad, no obstante, si es la primera vez que el felino se familiariza con ellos, requiere de una exhaustiva observación en las primeras horas de su suministro, pues algunos animales pueden ser alérgicos a componentes del producto en cuestión.

Finalmente el gato egipcio concentra gran suciedad en la uñas, por ello debemos proceder semanalmente a una rigurosa limpieza. Extraeremos toda la cera acumulada, al mismo tiempo que vigilaremos que la longitud de las mismas no sean extremadamente largas; un corte regular impedirá desperfectos en nuestra vivienda y evitará arañazos, sobre todo si convivimos con más de un animal doméstico.

La limpieza de las superficies donde se aloja el gato esfinge, así como los utensilios utilizados para su alimentación o las camas donde suele descansar, es también importante si queremos mantenerlo sano y librarnos de infecciones o enfermedades causadas por bacterias patógenas.