La llegada del sphynx a su hogar

Cuidados alojamiento gato egipcio
Foto: Paradais Sphynx

¿Dónde debe alojarse el gato sin pelo sphynx o esfinge?

El sphynx es un animal de interior; en invierno no podría sobrevivir sin la ayuda y cuidado que le procura la presencia humana. Si hemos decidido adoptar un gato esfinge o egipcio, es fundamental tener en cuenta el lugar u hogar donde lo vamos a alojar: su temperatura ambiental no debe bajar de los 22º; ello es importante, de lo contrario, corremos el riesgo de que el animal enferme, por eso, no estaría de más, tener un termómetro ubicado en un lugar visible que nos serviría para controlar el entorno donde se va a hospedar el minino.

El sphynx en épocas de frío

En época invernal, teniendo en cuenta que por las noches, las temperaturas pueden descender considerablemente, colocaremos, en el lugar destinado al descanso de nuestro gato sin pelo, una manta térmica, la cual ayudará a mantenerlo caliente; además, contribuirá a que su descanso sea más cómodo y placentero. Un gato sin pelo que viva en entornos poco cálidos, con independencia del riesgo a adquirir continuos resfriados, tendrá una apariencia triste, su piel estará sucia y tendrá tendencia a tener mucho más pelo de lo habitual, sobre todo en patas, rabo e incluso en la parte superior de su cuerpo; este aumento de vello actúa como barrera de protección, al igual que su grasa, para combatir el frío que pudiera existir en lugares poco aclimatados. En consecuencia, es fundamental que esté alojado cómodamente en su hogar, con la temperatura óptima para garantizar una mejor calidad de vida en el animal.

Algunas limitaciones en el hogar

Como cualquier felino, tiene cierta tendencia a curiosear más allá de su entorno, debemos limitarle las salidas al exterior de la vivienda, de lo contrario, se nos puede extraviar; en todo caso, si optamos por permitírselo, deberán ser controladas por su propietario, poniendo especial atención en que los paseos se realicen en recintos vallados para que el gato esfinge no pueda escapar del hogar donde esté alojado; en todo caso, la presencia o contacto de otros gatos no es adecuado, sobre todo los gatos de exterior, ya que a nivel de enfermedades están menos controlados.

Conclusiones

– El frío no es recomendable para el gato sphynx o esfinge, no lo toleran y es una de las causas por las que más se resfrían.

– Ambientes inadecuados, con ruidos, otras macotas no tolerables, etc., son objeto de estrés y pueden acarrear problemas de comportamiento.

– En caso de salidas controladas al exterior, es necesario impedir el contacto con gatos callejeros.

– Extrema precaución a los productos y accesorios habituales de la vivienda: lejías, desinfectantes, objetos cortantes, cableado eléctrico, etc., son accidentes habituales en gatos que se pueden evitar si se les acostumbra a transitar en determinados lugares ajenos a esos peligros.

– Puertas y ventanas han de estar vigiladas para evitar fugas, también accidente por caídas desde las alturas.

4 respuestas a «La llegada del sphynx a su hogar»

  1. Hola , soy de México D.F. quiero comprar una gatita esfinge, como la puedo conseguir?
    De antemano muchas gracias. AnaMaria

Los comentarios están cerrados.