¿Cómo es la vida cuando decides tener varios gatos?

Tener varios gatos en casa
Tener varios gatos en casa
Laura Nicola/CC BY 2.0

Ya has tomado la decisión y pronto tu vida estará rodeada de dos, tres, cinco, seis… representantes del mundo gatuno. Ahora cabe preguntarse cómo será tu vida a partir de este momento en que tener varios gatos ha sido el camino a seguir.

Muchos son los mitos que giran alrededor de los gatos y lo cierto es que todos ellos tienen parte de cierto, pero gran parte de leyenda. Te contamos las verdaderas ventajas y desventajas de tener a muchos mininos en casa.

Ventajas de tener varios gatos

Tener varios gatos en casa, por ejemplo dos, tres o más pueden aportar ciertas ventajas que debes conocer.

Comportamiento en sociedad

La domesticación del gato ha llevado a sus ejemplares a modificar su comportamiento para adaptarse a la vida entre humanos y, en muchos casos, en apartamentos. Han demostrado tener un poder de adaptación superior a nosotros, y es justamente la compañía de otros gatos un ejemplo claro de tal cambio comportamental, si se contrapone con su condición de gatos territoriales y solitarios, que tiene lugar en la mayoría de casos. Cuando decides tener varios gatos, los juegos se intensifican, las persecuciones se hacen parte del día a día y el instinto cazador resurge. Este combo te regala gatos que, simplemente, son más gatos.

Mejor acicalamiento

Hay zonas a las que un gato no llega cuando se va a acicalar, como es, por ejemplo, el tope de su cabeza. En cambio, al tener varios gatos, se acicalarán entre ellos. Esto no solo arrojará como resultado gatos más limpios y de mejor pelaje, sino que tus mininos disfrutarán de un masaje que no tiene igual en el mundo felino. Esta actividad que realizan apaciguadamente repercute positivamente en su bienestar.

Más compañía

Es verdad que a los gatos les encanta la compañía humana, pero no hay como tener a otro de su especie en casa. Cuando se juntan varios de ellos, hacen pequeños grupos o incluso un gran grupo que genera vínculos insustituibles. Interesante si estás mucho tiempo de casa ausente, de esa manera llevarán mejor la vida en esos momentos que se quedan en solitario.

Más calorcito a la hora de dormir

En ocasiones, suelen acurrucarse en grupos, podríamos decir que el calor corporal sería un sustituto de una manta térmica. De este modo se mantienen calentitos y protegidos cuando sea la hora del descanso. Bueno, como todo en la vida hay excepciones y puede que cada gato busque un determinado lugar para descansar.

Desventajas de tener varios felinos

Existen también desventajas en cuanto tener varios gatos, pues son más tareas a desarrollar, como las que describimos a continuación.

Lucha por el territorio

No siempre tener varios gatos es un camino llano y sencillo, en especial cuando los hemos ido incorporando de diferentes contextos en vez de haber creado una familia en casa a partir de una hembra preñada. En el ámbito natural, los felinos marcan y luchan por su territorio. Esto conlleva a peleas encarnizadas cuando se sienten invadidos por un rival, a la vez que también los machos sin castrar recurren a la pulverización, un recurso que dejará tus muebles impregnados de un penetrante olor a orina.

Contagios

Al tener varios gatos, los contagios están a la orden del día. Desde pequeñas infecciones fáciles de tratar hasta los síndromes de HIV y leucemia, las enfermedades pasan de un gato a otro antes de que te des cuenta y puedas prevenirlo. Salvo que con anterioridad hayas tomado medidas a nivel veterinario: testar a los gatos de enfermedades, cuadro de vacunas, desparasitaciones. Así y todo, en ocasiones, se estresan y una bajada de sus defensas puede que les haga aflorar enfermedades asintomáticas.

Más trabajo a la hora de la limpieza

La regla de oro para que un gato haga sus necesidades dentro de su arenero, es que este debe estar limpio. Si mantenerte al día con un arenero ya era trabajo suficiente, ahora tendrás que multiplicar tus esfuerzos. Por otro lado, los productos de limpieza que usas habitualmente también tendrán que ser incrementados, ya que mantener un hogar respirable ante la existencia de una mini colonia felina, no es tarea fácil.

Incremento en los gastos

Una familia de mininos numerosa es sinónimo de más gastos en la ración alimenticia, en la cuota veterinaria, en los medicamentos eventuales, en los antipulgas y otros antiparasitarios, así como también en las piedritas sanitarias para su bañito.

No hay dudas de que la experiencia vale la pena, en especial cuando se trata de tener varios gatos rescatados de la calle o de hogares de acogida. Sin embargo, es preciso conocer ambas caras de la realidad a la que estás a punto de enfrentarte.

Finalmente no te olvides que tener varios gatos también supone ciertas medidas, como es el caso de la castración, imprescindible para prevenir cambios comportamentales cuando estén en celo, peleas o nacimientos indeseados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *