Qué hacer con un gato en celo y cómo calmar su comportamiento

Qué hacer con un gato en celo
Qué hacer con un gato en celo
Oliver Ortiz/CC BY-SA 2.0

Los felinos entran en celo al igual que otros mamíferos y, en el caso de la hembra, suele tener una seguidilla de tres o cuatro celos en cada período reproductivo, cuya duración oscila entre los tres y los quince días. Periodos en los que es necesario unas pautas sobre qué hacer con un gato en celo, de esa manera sabremos actuar y evitaremos sorpresas desagradables o, en el peor de los casos, el abandono del gato, una actuación frecuente cuando el animal se encuentra en este ciclo biológico.

Si quieres saber qué hacer con un gato en celo, primero debes comprender que este es un ciclo natural programado para la reproducción. Por ende, no debes castigar a tu gato por el comportamiento que tenga durante esos días, ya que nada de lo que haga es para complicarte la vida a ti, sino que son señales que le envía al sexo opuesto y, que si no están castrados, es lo que la propia naturaleza les manda hacer.

Por lo anterior es necesario medidas a tomar para aprender qué hacer con un gato en celo.

Evitar que salga de casa

En el caso del macho, es posible que vuelva al hogar gravemente herido sin necesidad alguna. En el caso de la hembra, es 99,9% seguro que regrese preñada. De modo que mantener las ventanas herméticamente cerradas es lo menor que podemos hacer. No solo por lo mencionado anteriormente, también por el hecho de prevenir infecciones de otros gatos, que quieran copular y deambulan sin control sanitario transitando libremente las calles, nos referimos a los gatos callejeros.

Conectar un difusor de feromonas

Hay muy buenas marcas en el mercado que se encargan de fabricar las feromonas felinas sintéticas que aplacan el ánimo de los gatos cuando estos se encuentran en celo. También puedes comprar un spray para pulverizar las zonas en las que tu gato normalmente se echa.

Brindarle atención

Otra de las cosas que hacer con un gato en celo es permitir que acaparen nuestra atención. Las gatas duplican o triplican su necesidad de frotarse en los muebles y de ser mimadas. Es nuestra “obligación” lidiar con sus nuevas necesidades y acompañarla durante todo este difícil trance. El castigo no funciona en estos casos, tampoco una educación inhibe el celo.

Sprays educativos

Entre la constante pulverización de orín del gato macho y todo el que nuestra gata irá dejando desperdigado en el suelo y en tapizados, decir que tendremos varios dolores de cabeza es una significativa desestimación de la realidad.

Una vez que nuestro felino haya seleccionado un lugar que no corresponde para orinar, debemos limpiar con detergente, bicarbonato, una combinación de ambos, e hipoclorito. Una vez el olor haya quedado eliminado, entonces se puede rociar el lugar con los sprays educativos para que el minino no se sienta invitado a volver a marcar allí.

Mantenerlo siempre activo

Un gato que corre de un sitio a otro durante el día, que intenta atrapar sus juguetes y estos se convierten en algo “inatrapable”, son travesuras que podamos hacerle para que se canse y no moleste demasiado.

De modo que otro factor a tener en cuenta a la hora de saber qué hacer con un gato en celo, es dedicarle un hora diaria para los mimos y los juegos. Son actividades que pueden paliar su comportamiento de celo, pero por breve periodo de tiempo.

Mantener a los machos separados de las hembras

Si tenemos gatos de ambos sexos sin castrar, durante el otoño y la primavera, tendremos que mantenerlos separados para evitar una reproducción indeseada. Esto evitará lo anterior pero no las molestias que protagonizan los gatos en celo. Se pueden comunicar mediante vocalizaciones, olores…

Qué hacer con un gato en celo: los anticonceptivos

Sirven para las hembras y, si bien tienen sus contraindicaciones a nivel de órganos, son algo a lo que podremos recurrir en última instancia. En el mercado también existen productos de nueva generación, incluso aplicables a machos, son inhibidores de celo con efectos secundarios menos agresivos que los anticonceptivos tradicionales.

Castración

La solución definitiva a qué hacer con un gato en celo para siempre es la castración. No es algo económico, pero la solución que aporta es vitalicia y también brinda una serie de beneficios en la salud del gato, los cuales se traducen en una ampliación de su longevidad. A nivel veterinario es la mejor opción, por eso la recomiendan encarecidamente.

En definitiva, si quieres saber qué hacer con un gato en celo, debes ser consciente de que existen un sinfín de soluciones, pero la más eficaz y efectiva de todas es la castración. Mediante la esterilización tu gato no volverá a entrar en celo y ya no estará expuesto a una importante serie de peligros.

Una respuesta a «Qué hacer con un gato en celo y cómo calmar su comportamiento»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *