¿Por qué mi gato duerme a mi lado y está conmigo? – descubre las motivaciones de tu felino


¿Por qué mi gato duerme a mi lado y está conmigo?
¿Por qué mi gato duerme a mi lado y está conmigo?

Te dispones cómodamente en el sofá a mirar televisión y tu pequeño amigo peludo no tarda en aparecer. Horas más tarde, llega la hora de dormir y ni bien terminas de cubrirte con las mantas, sientes su sigilosa presencia caminar sobre ti hasta que finalmente encuentra ese huequito favorito en el cual acomodarse. Pero, ¿qué los lleva a buscarte con tanto tesón? Para descubrir por qué mi gato duerme a mi lado y está conmigo, no te pierdas las sorprendentes explicaciones que tenemos para ti a continuación.

Razones por qué mi gato duerme a mi lado y está conmigo

¿Por qué me busca para dormir? – entiende qué pasa por su mente cuando el sueño llama

Calor: ¿sabías que la temperatura corporal de los gatos es de 38-39 ºC? Esto lo lleva a sentir frío en ambientes con bajas temperaturas. Cuando cae la noche, la temperatura la acompaña y tu gatito comienza a notar que necesita calentarse con algo… o alguien. Es entonces que el gato doméstico se acerca a ti para asegurarse de pasar una larga y calentita noche en contacto con el calor de tu cuerpo. Es muy probable que busquen tu cabeza y para responder por qué mi gato duerme a mi lado y está conmigo, te contamos que esta parte de tu cuerpo es una de las que más calor levanta al dormir.

Seguridad: si miras un documental de leones y otros felinos, no tardarán en aparecer estos magníficos ejemplares durmiendo sobre las ramas de los árboles. Esta conducta no responde a un gesto de excentricidad, sino a que lo que el felino busca es la seguridad al dormir. En el ámbito natural, esta está garantizada por la altura, a la cual no pueden llegar otros depredadores que no puedan trepar. Sin embargo, y por esto también se explica por qué mi gato duerme a mi lado y está conmigo, en el ambiente hogareño esa seguridad está brindada por ti. Tu gato te considera parte de su familia, por lo que buscará el amparo de tu liderazgo y tu fuerza.

Vínculo: compartir el lecho es una señal de vínculo. Los animales tienen emociones, entre las que se encuentran el miedo, la ansiedad y también el amor. Este último se genera especialmente entre mascotas y dueños. Por ende, acurrucarse contra ti es pasar tiempo contigo, algo que permite que la relación se estreche y el pequeño peludo se sienta contenido.

Comodidad: por último, por qué mi gato duerme a mi lado y está conmigo también encuentra su respuesta en la comodidad. Su cuerpo flexible se adapta perfectamente a tus curvas y recovecos. Les resulta mucho más confortable estar sobre tu abdomen, en la bahía que forman tus piernas al flexionarse o incluso entre tu hombro y tu cabeza, que en un frío y solitario sofá.


¿Por qué busca mi presencia durante el día? – entiende por qué necesita de ti

Te extraña: como decíamos anteriormente, un gato genera un vínculo estrecho con su dueño, incluso aquellos que parece que son más fríos y distantes que otros. Por eso es que ni bien llegas a casa, comienzan a maullar a tu alrededor y a chocar su cabeza contra tus piernas; esa es su forma de decirte cuánto te han extrañado. Esta situación es muy común entre dueños y mascotas en las que el primero pasa mucho tiempo fuera de casa.

Tu olor… su elixir: otra de las razones por qué mi gato duerme a mi lado y está conmigo es porque necesitan sentir tu olor. Aunque parezcan ausentes, los gatos saben muy bien quién sirve su comida, cambia su agua y mantiene limpia la bandeja en la que hacen sus necesidades. También aprecian mucho que cepilles su pelaje y, en el caso de los dueños más modernos y actualizados, también sus dientes. Esto hace que se entienda por qué mi gato duerme a mi lado y está conmigo, dado que tu olor es asociado con la protección maternal, más allá de si eres hombre o mujer, puesto que estos cuidados, al menos en el mundo natural, son provistos por la madre. En vista de esta percepción de los gatos, es entendible que busquen tu presencia cuando estás sentado en calma o incluso que se acuesten en tu almohada o sobre tu ropa, ya que tiene ese inconfundible olor de quien se ocupa por ti.

Eres parte de su camada: el gato viene a este mundo en el ámbito de una camada, por lo que tiene toda su vida una sensación de pertenencia a un grupo familia. ¿Puedes adivinar entonces por qué mi gato duerme a mi lado y está conmigo? La respuesta seguramente ya la has comprendido: porque siente que tú eres parte de ese conjunto de gatitos que son sus hermanos y que le ofrecen la protección y confort que sólo una familia puede dar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *