Por qué maúlla un gato: interpretando la voz de tu mascota felina

Por qué maúlla un gato
Susanne Nilsson/CC BY-SA 2.0

El maullido es la voz de tu gato. Adoptar una mascota felina en la casa implica conocerlo y desarrollar un método de comunicación que permita tener sus necesidades cubiertas. El volumen y frecuencia del sonido, así como su lenguaje corporal nos permitirán saber por qué maúlla un gato, atenderlo y comprenderlo.

La primera razón por la cual un gato maúlla es porque quiere algo. Es un mecanismo de alerta, tal como los ladridos del perro o como el trinar de los pájaros. Las razones del por qué un gato maúlla van desde el estrés, hambre, ganas de ser consentido, saludos, enfado y celo, con diferencias entre el tipo de sonido.

Los estudios veterinarios han determinado que el gato maúlla de manera diferente cuando se dirige a un humano y cuando intenta relacionarse con otros gatos. Así que hay que estar bien atento al tipo de maullido para descifrarlo. También ocurre que los gatos emiten otro tipo de sonido, cuando están cazando y no pueden alcanzar una presa, o cuando están relajados y ronronean.

¿Por qué maúlla un gato? Ayudarse en el contexto

Si estás en la cocina y tu gato camina de un lado a otro moviendo la cola y repitiendo su maullido corto repetidamente es una señal inequívoca de que el olor de lo que preparas le ha abierto el apetito. Los gatos deben tener regímenes de alimentación adecuados que deben ser respetados.

Este tipo de maullido, corto y repetido, mientras busca tu mirada, es el más común de cuantos podrá presentar tu gato. En estas ocasiones, el contexto brinda gran ayuda. Si acabas de llegar a casa es un maullido de bienvenida, querrá un poco de atención de tu parte. Una buena idea es darle un saludo, cargarlo y acariciarlo.

Si el maullido se vuelve más largo, como prolongado, puede que el hambre sea mayor, así que hay que atender de inmediato esa necesidad. Otra de las razones del por qué maúlla un gato es la exigencia. Emite un sonido más largo. Sí, los gatos pueden ser absolutamente exigentes y saben cómo hacerse notar y obtener lo que quieren en su familia.

Seguido hasta no parar: la llamada del encuentro

Un minino puede convertirse en un insistente timbre. El por qué maúlla un gato ante una puerta cerrada es porque desea entrar, bien porque esté fuera de la casa o porque tú te encuentres encerrado en una habitación a la que se le ha negado el acceso. Repetirá insistentemente su maullido corto y medio largo, y paseará ante la puerta o se echará sentado sobre sus cuartos traseros.

Lo hará por el tiempo que sea necesario hasta que la puerta sea abierta. Si realmente quiere entrar allí se quedará, maullando. Y si se cansa de esperar, irá a entretenerse y luego volverá a llamar. Reconoce que ese también es su espacio y quiere poseerlo.

Los maullidos de quejidos, alerta por salud

Un maullido en un tono más bajo que el normal implica una queja. Las razones del por qué maúlla un gato implican también la sensación de dolor. Emocionales y posesivos, si le has hecho algo que no le ha gustado, es posible que expresen su enojo con una voz más grave que la que usan frecuentemente.

Si por el contrario el gato maúlla más fuerte de lo normal es porque está enfadado o padece algún dolor. Si ese maullido se intensifica cuando lo tocas en un sitio específico, hay que buscar ayuda veterinaria para descartar algún padecimiento grave.

Los otros sonidos: el ronroneo y el bufido

Está determinado que el ronroneo de un gato es un elemento de relajación sin igual. Cuando el gato está totalmente adaptado y en confianza, el minino ronroneará suavemente echado en tu regazo mientras lo acaricias. Quienes han adoptado gatos dicen que es el momento más íntimo entre un gato y su dueño humano.

El bufido es un sonido que el gato emite en momentos de amenaza, regularmente al encontrarse con otro animal rival. Un tercer tipo de maullido es el que hace la gata cuando se encuentra en celo. Se trata de un maullido fuerte, una especie de grito, con el que llama a los machos que hayan cerca.

Si has pensado adoptar uno, entender por qué maúlla un gato es una herramienta fundamental para conocerlo y comprenderlo.