Peligros o accidentes domésticos en los gatos


Peligros o accidentes domésticos en los gatos
Peligros o accidentes domésticos en los gatos

Los gatos son pequeños mamíferos muy observadores, activos y con cierta curiosidad por todo lo que les rodea, eso hace que en ocasiones la búsqueda y manipulación de objetos de la vivienda pueda conllevar a determinados peligros o accidentes domésticos en los gatos, los cuales, de no prevenirlos a tiempo, pueden acarrear accidentes que comprometan su salud o, en el peor de los casos, su propia vida.

¿Cuantos peligros o accidentes domésticos en los gatos deben evitarse?

Exponemos algunos de los peligros o accidentes domésticos en los gatos más comunes, aunque la lista sea interminable dado su capacidad energética como cazador y su desenfrenada curiosidad por todo lo que hay en los rincones de la casa, así como su intensa actividad sexual. Aunque primeramente es necesario destacar que los más pequeños son los más susceptibles a contraer accidentes domésticos.

Curiosidad para acceder a cualquier lugar que les es accesible, una lavadora, horno, lavavajillas, fotos que tanto corren por redes sociales a modo de gracia, pero que desgraciadamente se puede convertir en un serio problema para el animal.

Enchufes, cableado eléctrico, lámparas, etc., son propensos a mordisquearlos, incluso a atrapar con sus uñas, puede ocasionarles descargas eléctricas de considerable gravedad.

Quemaduras, normalmente si tienen acceso a una plancha encendida, estufas de gas, eléctricas, es increíble su curiosidad, incluso los hay que pretenden afilarse las uñas en la parte frontal que emite calor del propio calefactor, nunca debemos dejarlos solos cuando estos tipos de electrodomésticos se encuentran operativos.

Clavarse o cortarse con objetos punzantes como pueden ser cuchillos, agujas. La cocina es uno de los lugares bastante peligrosos para los gatos, una simple vitrocerámica puede activarse si el gato está encima con el consecuente peligro de poder quemarse. Las cocinas de gas también suponen un riesgo para el gato, por ejemplo manipulación de gomas, accionar algún elemento que provoque algún escape, etc.

Accesos al exterior también constituyen peligros o accidentes domésticos en los gatos

Hay que concienciarse que en una lista relacionada con peligros o accidentes domésticos en los gatos, también se encuentran las fugas o acceso al exterior de la vivienda. Estos peligros son muy comunes cuando dejamos alguna ventana abierta, puertas con acceso a la calle también abiertas u orificios o rejillas destinadas a algún fin, y que si están mal instaladas, también puedan acarrear problemas de fugas en el minino.

Las consecuencias de lo manifestado en el apartado anterior son muchas, incluso desagradables, ya que si el animal se marcha, puede ser atropellado por vehículos, perdido al azar al no saber regresar a su lugar de origen, captura por perros, etc. Si vive en un piso de considerable altura, las caídas al vacío son objetos de accidentes que causan lesiones y males mayores, aunque efectivamente tienen buenas dotes de habilidad es muy habitual este tipo de accidentes, además, que caiga a cuatro patas no quiere decir que pueda sufrir importantes lesiones o la propia muerte.


Sí, es cierto que hay un dicho que dice que los “gatos pueden tener un sexto sentido”, efectivamente, aunque si después de fugarse aparece nuevamente y no ha sufrido accidentes, puede haber estado en contacto con gatos callejeros, estos desafortunadamente no están controlados a nivel veterinario y son objeto de contagios de muchas enfermedades felinas.

Lo mejor para prevenir todo lo anterior es poner rejillas en las ventanas que impida que se escapen, esterilizar al gato para evitar los celos y problemas de comportamiento, como querencia a escaparse del hogar. La prevención es fundamental para evitar peligros o accidentes domésticos en los gatos.

Otros peligros o accidentes domésticos en los gatos

Como podemos apreciar la lista es bastante extensa, otros peligros o accidentes domésticos en los gatos son la ingesta de medicamentos, nunca hay que tenerlos a su alcance, siente curiosidad por el envoltorio, el sonido les llama su atención y pueden acabar ingiriéndolos.

Intoxicaciones o envenenamientos por acceso a productos habituales de limpieza, igualmente son propensos a este tipo de intoxicaciones.

Ingesta de otros productos que puedan estar a su alcance como clavos, tachuelas, etc. Accidentes que requerirán una consulta y cirugía de urgencia.

Las bolas de hilo, cintas, lana, les encanta moverlas, levantarlas al aire, en muchas ocasiones puede ser un juego con desenlace fatal, pues pueden liarse o enredarse entre sus extremidades o en el propio cuello, poniendo en serio apuro al propio gato, igualmente ocurre con cortinas, mantas, colchas, en general, todo aquellos elementos que pueda tener lazos, hilos o lengüetas salientes.

Las plantas ornamentales sin duda decoran el hogar, pero hay que tener conocimiento sobre cuales pueden ser tóxicas para el gato, a tal efecto ya expusimos un artículo con relación de las plantas que consideramos más beneficiosas y perjudiciales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *