Estás aquí: Inicio » Gato doméstico » Mi gato me sigue a todas partes, descubre el por qué de esta conducta

Mi gato me sigue a todas partes, descubre el por qué de esta conducta

Imagen seleccionada para el tema: Mi gato me sigue a todas partes

La imagen que tiene la gente en relación a los gatos es que, en general, son animales independientes que hacen poco o ningún caso a sus cuidadores. Los gatos, tienen su propia rutina y por lo regular se acercan solo para solicitar alimento, juegos o alguna caricia. Por esta razón cuando nuestra mascota nos sigue a todas partes, nos sorprende y podemos preguntarnos qué está sucediendo. Es por ello que el tema de hoy lo hemos titulado “Mi gato me sigue a todas partes”

¿Por qué mi gato me sigue a todas partes?

Efectivamente, si te has preguntado en alguna ocasión: mi gato me sigue a todas partes, debes saber que los gatos son capaces de sentirse bien y divertirse estando solos. Un gato equilibrado puede tomar la siesta en algún rincón de la casa sin necesidad de compañía y quedarse solo algún tiempo sin sufrir por la ausencia de su cuidador. Entonces, cuál es la causa de que nuestro felino nos siga a todas partes.

Reclama atención

Además de independientes, los gatos son animales muy juguetones, especialmente cuando son pequeños. Sus actividades preferidas son dormir, comer y jugar. Así que divertirse junto a su cuidador puede resultar muy gratificante, porque adicionalmente recibe amor.

Dedícale tiempo. Juega con él con una pelota, una cuerda, al escondite… Cuando se dé por satisfecho volverá a su rutina y dejará de seguirte.

Tiene alguna necesidad

Puede ser que tu gato te esté siguiendo porque necesita algo. Verifica si ha comido, si tiene agua en su plato y si su arenero está disponible y en buenas condiciones. Quizás necesite algunas caricias y muestras de amor, o es de los que suelen salir a la calle y no lo has dejado.

Seguirte es la forma que tiene de reclamar algo, ya que él sabe que eres la persona que puede ayudarlo. También es posible que tenga algún malestar físico, por eso es preciso que observes con atención a tu mascota y puedas identificar si existe algún otro síntoma que te haga pensar que está enfermo.

Siente miedo

El miedo a veces es bueno. En muchos casos es un mecanismo de supervivencia que funciona, alertándonos de posibles peligros. Los gatos generalmente sienten miedo de situaciones desconocidas, objetos raros y ruidos fuertes. Cualquier cosa que no conozca le puede provocar miedo.

Cuando el animal se siente inseguro, ansioso o con miedo, es normal que acuda a un refugio buscando protección, en ocasiones algún escondite. Sin embargo, también puede buscar abrigo con la persona más cercana, para sentirse a salvo y reconfortado. Si el gato presenta este comportamiento puede ser que algo lo esté inquietando, o ha vivido un momento de angustia y solo busque protección.

Para ayudarlos con este sentimiento de miedo o inseguridad es recomendable presentarles los cambios de forma gradual, ya sea un nuevo objeto en el hogar (aspiradora, secador de pelo, licuadora, etc.) o un nuevo miembro (otro gato o perro). Si no supera los miedos es recomendable buscar ayuda profesional.

Ronda y marca su territorio

En la naturaleza, los gatos salvajes rondan de forma rutinaria por su entorno. Para marcar el territorio se frotan contra los elementos que encuentra a su paso, orinan y arañan para dejar sus huellas. Es una forma de decir que ese espacio les pertenece.

Si te sigue y se roza constantemente contra los muebles es probable que se considere tu compañero y esté definiendo su espacio. Si se frota sobre ti te está marcando como parte de su propiedad.

La acción de frotarse contra nosotros (que los humanos interpretamos como un gesto de cariño) en realidad para los gatos es una forma de marcaje. De esta manera deja su olor y se siente seguro, pues de alguna forma está determinando su territorio.

Cree que eres su progenitora

Finalmente, para concluir este tema sobre mi gato me sigue a todas partes, debes saber que otra causa de este comportamiento es la separación de su madre estando muy pequeño y tú te has encargado de su cuidado, es probable que crea que eres su progenitora, o al menos lo más cercano a una, de quien aprender y en quien confiar. Las primeras semanas los pequeños felinos siguen a sus madres a todas partes. Si el gato es pequeño es normal que no quiera estar solo y te quiera acompañar por toda la casa.