¿Los gatos perciben energía? Aquí algunas cuestiones interesantes

Los gatos perciben energía
Los gatos perciben energía
sp.depositphotos.com/Oksana Kuzmina

¿No te da curiosidad saber por qué tu gato siempre duerme en el mismo lugar de la casa o cómo hace para saber qué parte de tu cuerpo te duele y acostarse sobre ella? Que los gatos perciben energía es indudable, pero es importante saber qué clase energía es la que sienten y por qué les atrae tanto.

La energía percibida por los gatos ha sido objeto de controversia, incluso existen testimonios que parecen avalarlas, aunque también hay criterios no acorde con lo recopilado en este artículo. Lo cierto es que estos animales no dejan de sorprender a su propietario, desde tiempos remotos se ha descrito al gato como un animal misterioso y mítico. Descubre aquí mismo lo que citan algunos expertos.

Los gatos perciben energía y la transforman

Parece ser que los gatos no perciben toda clase de energía, sino solo la negativa. Al contrario de nosotros los humanos, el gato parece sentirse cómodo en lugares en dónde la energía es negativa, ya que se ha sugerido que tiene el poder de transformarla en positiva.

De este modo, los gatos perciben energía de los equipos que generan ondas negativas en el hogar, tales como los microondas, los equipos de audio, los móviles y los televisores, y se ha descrito que se acuestan encima de ellos para transformar las ondas negativas en positivas.

Por otra parte, cuando estás dolorido, ellos sienten la energía que ese punto de tu cuerpo emana y se posan sobre ella para que tu dolor se alivie. Ocurre algo muy similar cuando estás muy estresado o preocupado. En esos momentos, solo bastará que te acuestes para que tu gato se dirija hacia tu cabeza y se acueste sobre ella.

Los gatos perciben la enfermedad

La enfermedad hace que se desprenda cierto olor de nosotros, el cual también parece ser captado por los gatos. Ante una situación tal, tu felino hará todo lo que esté a su alcance para sanarte o ayudarte a paliar con los síntomas de tu enfermedad.

Es por ello que los gatos perciben energía y permanecen muy pegaditos a sus dueños durante toda su convalecencia, incluso mientras hacen su pasaje de este mundo al otro.

Está comprobado que el ronroneo de los gatos se emite a una frecuencia que es sanadora para una gran cantidad de problemas de salud, tales como quebraduras, desgarros, esguinces y fatiga muscular.

Hay un mundo entre nuestro felino y nosotros

Un gato es capaz de percibir un mundo de cosas que está ocurriendo delante de nuestros ojos, pero que no podemos verlo. Nos damos cuenta de que los gatos perciben energía cuando se quedan mirando un punto fijo, pero que al intentar ver qué ocurre, no vemos ni oímos nada. Se cree que un humano podría llegar a arañar en la locura si es que captara a través de los sentidos todo lo que captan los felinos.

Su oído, su vista, su olfato y ese sexto sentido que le permite percibir desde tsunamis hasta la muerte de su propio amo, lo ponen en contacto con un mundo que está ahí, pero que nunca llegaremos a ver si no es a través de los ojos de nuestro salvaje felino doméstico.

Pruebas de que nuestro minino percibe energía

Si aún te quedan dudas de que tu gato capta la energía negativa que hay en el ambiente, hay autores que retan a que pruebes a hacer una limpieza energética en tu hogar. Contacta a un profesional en el área y pídele que limpie tu hogar de las energías negativas.

Así podrás comprobar si la próxima vez que tu gato entre en tu casa, se sentirá como perdido y quedará buscando algo que ya no está. Si será cierto este testimonio, yo no lo he comprobado, aunque parece que ha funcionado según relatos de personas que han practicado el experimento.

En definitiva, los gatos perciben energía y te lo demuestran durmiendo en esos lugares de tu casa que la generan. Del mismo modo, cuando padeces algún dolor, allí están ellos para sanarte con su capacidad de transformar la energía negativa en positiva y con sus ronroneos. Tener un gato para muchas personas es tener un sanador en casa, por lo que los mitos o leyendas sobre este felino siguen perdurando intensamente en el tiempo.