Estás aquí: Inicio » Gato doméstico » Gatos para tu casa o piso: tranquilos, dóciles, para niños pequeños

Gatos para tu casa o piso: tranquilos, dóciles, para niños pequeños

Gatos para tu casa o piso
Gatos para tu casa o piso

Como cualquier otra mascota los gatos para tu casa o piso constituyen un animal de compañía que pueden dar a tu vida momentos de  alegría o satisfacción.  Sí es cierto que no debemos olvidar que la tenencia de un gato supone ciertas responsabilidades, ya que no es un bien material como puede ser un libro, es un ser vivo que requiere de cuidados constantes, alimentación, ciertos gastos presupuestarios para su mantenimiento que deberemos asumir en aras a su bienestar.  Meditar su adopción va a ser la clave del éxito, pues si con anticipación se prevé su tenencia, concretamente como un nuevo miembro más del hogar familiar, supone asumir de antemano el reto de los pros y los contras que va a requerir la adopción.

Meditar la adopción es muy importante

Una mala meditación va a influir negativamente y es una de las causas principales de abandono en animales domésticos, especialmente los gatos, dado su carácter, su cierta autonomía y otros factores como ser menos sociables que otras mascotas más extrovertidas, por ejemplo el perro.

Adoptar a un gato para tu casa o piso supone tener ciertos conocimientos básicos esenciales para poder cuidarlo correctamente. En otros artículos ya hemos hablado de temas relacionados sobre su comportamiento, higiene, salud…,  temas que debes tener presente antes de aventurarte a la adquisición de un gatito, de lo contrario, si no lo tienes claro, no sabes mantenerlo, te molesta…, podrá acabar abandonado.

El abandono de gatos supone que campen a sus anchas por las vías públicas sin ningún tipo de control sanitario, los que afortunadamente se adaptan a llevar una vida callejera podríamos decir que en cierta medida son afortunados, otros, en cambio, correrán la mala suerte de ser presa de otros animales depredadores, atropellos de vehículos, matanza, envenenamiento, etc.

Algunos beneficios que aportan los gatos para tu casa o piso

Uno de los principales beneficios de tener gatos para tu casa o piso es darte compañía, muchas personas se sienten solas y tener un animal les ayuda a pasar buenos momentos y llevar una vida más acorde alejada de la soledad.

Para los niños la llegada de uno o más gatos para tu casa o piso es también buena opción, pues desde pequeño se les pueden enseñar ciertas responsabilidades, así como el amor y respeto hacia los animales.

El día a día de la ciudad conlleva cierto estrés que en cierta medida podemos paliar con la ayuda de un gato.

El carácter independiente de los felinos domésticos hace que muchas de sus tareas puedan realizarlas por sí mismo, lo que en cierta medida conlleva a que los propios propietarios se puedan desatender, al no precisar de un adiestramiento tan exhaustivo como la que ha de proporcionarse a un perro, tampoco requiere paseos diarios por lo que su mantenimiento va a ser menos trabajoso. Ello no quiere decir que no precisen de cuidados.

Como animal terapéutico está documentado  que los gatos, al igual que otras mascotas y animales, ayudan  a paliar los efectos de ciertas dolencias,  incluso a olvidar la pérdida de un ser querido.

Estos son algunos ejemplos, aunque si se ahondara más más minuciosamente en el asunto, la lista de tener gatos para tu casa o piso podría ser mucho más extensa.

Gatos para tu casa o piso considerados tranquilos

Un gato tranquilo, es decir, que no se a muy quisquilloso o trasto existe desde aquellos considerados comunes  o los de raza. La diferencia radica en que los gatos de raza se sabe más acerca de su carácter, de sus antecesores, por lo que desde el punto de vista de su comportamiento están más controlados, hay muchas razas de gatos para tu casa o piso, por citar algunas destacamos la siguiente razas: birmano, americano de pelo corto, gato europeo (el seleccionado como raza, es decir con pedigree), british shorthair, ragdoll, gatos desnudos como el sphynx también son bastante tranquilos, etc.

Gatos para tu casa o piso compatible para niños

Las razas manifestadas con anterioridad son gatos para tu  casa o piso compatibles para niños. No obstante, ante todo, si se desea tener como mascota un gato, es imprescindible que el niño esté familiarizado con el animal, tenga cierta educación para saber manipularlo y no molestar demasiado al gatito, es necesario que sepa cuales son los límites para que el niño y gato puedan compenetrar y ser buenos compañeros.

Una buena educación depende de los padres y sin duda contribuirá muy positivamente en pro de la propia mascota.  Si pretendemos adoptar un gato que va a convivir con niños es importante tener presente ciertas características que ha de presentar el propio minino, entre las que destacan: que sea manso y no territorial, esté perfectamente socialiabilizado, que no presente dotes de agresividad, se manipule sin ningún tipo de problemas, esté esterilizado para evitar problemas de comportamiento, sea manejable, es decir, no sea demasiado grande ni una raza demasiada pesada.