Estás aquí: Inicio » Gato doméstico » Gatos enanos, razas y otras consecuencias

Gatos enanos, razas y otras consecuencias

Gatos enanos
Heikki Siltala/CC BY 3.0

El enanismo felino puede deberse a una mutación genética, a la cría selectiva o puede ser producto de alguna enfermedad, por ejemplo una glándula pituitaria poco activa. Algunos gatos llegan a ser realmente pequeños, pudiendo pesar menos de 2.2 kilogramos. Existen razas de gatos enanos muy famosas por presentar esta condición, sin embargo, la cría selectiva es objeto de diversos debates éticos, llegándose a prohibir en algunos países por considerarse crueldad animal.

Gatos enanos, ¿por qué existen?

Pueden ser el resultado de alguna patología o de algún proceso genético. En este último caso estos felinos se dividen en tres categorías:

Gatos miniatura: Son el resultado de un proceso de reproducción selectiva.

Gatos enanos: Son gatos domésticos con una condición de enanismo producto de una mutación genética.

Gatos mini (tacita de té): Algunos pueden ser la consecuencia de una mutación espontánea, mientras que otros resultan de la selección de los más pequeños de cada generación para ser reproducidos.

Patologías de los gatos enanos

La osteocondrodisplasia o displasia ósea es el anormal desarrollo de cartílagos y huesos, y es una condición de los gatos enanos. Se caracteriza por presentar un desarrollo desproporcionado en una o varias partes del cuerpo: cabeza grande, dientes torcidos, nariz grande, cuerpo curvado, etc.

El enanismo en los gatos, cuando no se debe a una característica racial, puede ser producto de alguna enfermedad o falta de nutrición. Cuando se sospecha de alguna de estas condiciones es necesario el diagnóstico y tratamiento adecuado por parte del veterinario.

Hipotiroidismo congénito: esta enfermedad causa que los mininos tengan patas y cuello cortos, falta de apetito, apatía y otras alteraciones de comportamiento.

Mucopolisacaridosis: es una patología que se debe a la deficiencia de enzimas. Los gatos con esta enfermedad tienen cola corta, orejas y cabeza pequeña, ojos muy separados, caminan torpemente y pueden tener otras enfermedades como parálisis o problemas cardíacos.

Enanismo hipofisario: es una enfermedad causada por falta de la hormona del crecimiento. Causa que el gato tenga un tamaño pequeño pero de forma proporcionada.

Shunt portosistémico: es causado por exceso de toxinas en el organismo debido a la imposibilidad de depurarlas. Causa problemas mentales y retraso en el crecimiento.

Razas de gatos enanos

Existen varias razas muy conocidas por esta condición.

Skookum

Esta raza es un híbrido desarrollado en Estados Unidos a partir del LaPerm y el Munchkin (otra raza de gatos enanos). Es un gato de apariencia robusta de patas cortas y pelo rizado. Las hembras pueden pesar de 1.3 a 2.5 kilogramos. Los machos de 2.5 a 3 kilogramos.

Singapura

Su nombre es debido a su origen: Singapur. El singapura Mide de 20 a 30 centímetros de largo, con una altura de 20 centímetros aproximadamente, y pesa 2.2 kg en promedio. Se distinguen por sus grandes orejas y ojos.

El bambino

Tiene su origen en Estados Unidos y es consecuencia de la cruza entre el gato esfinge (sin pelo) y el munchkin. No tienen ningún tipo de pelaje, lo que le da un aspecto bastante singular. Esta condición requiere de un cuidado adicional para proteger su piel del frío o del calor. El bambino puede pesar de 2 a 4 kilos.

Azul ruso

Es un poco más grande que el común de los gatos enanos, pudiendo llegar a pesar de 3 a 5 kilos. El pelo del azul ruso es fino, corto, azul con tonos plateados y ligeramente levantado, da la sensación de un peluche afelpado.

Munchkin

Esta raza es relativamente nueva. Es un pequeño gato algo alargado, de patas muy cortas, con cola gruesa y larga. Puede pesar hasta 4 kilos. Su pelaje varía (corto, espeso, semilargo). La raza Munchkin es especialmente sensible a los cambios de temperatura.

Devon Rex

Es de origen inglés de la ciudad de Devon que le dio el nombre. Puede pesar entre 4 y 6 kilos. Se caracteriza por su pelo corto y gruesos bigotes. El Devon rex tiene patas delgadas, cola larga, espalda arqueada, hocico corto y nariz abultada. Suelen tener mucho apetito.