Feromonas felinas para gatos

Feromonas en los gatos

Tener un gato como mascota implica proporcionarle atención a todas sus necesidades, un trato afectuoso, pero también comprender el por qué de cada uno de sus comportamientos, para que de esta forma puedas establecer una mejor comunicación con él, entenderse mejor y todo lo anterior redundará en el bienestar mutuo, por esa razón en este post hablamos de las feromonas felinas y sus aplicaciones clínicas.

El comportamiento de tu gato, el olfato y las feromonas

Uno de los comportamientos más típicos de un gato es frotar su cara contra los muebles, contra tus piernas, las patas del pantalón, sobre tus zapatos, en tu regazo o cualquier otro objeto o lugar del hogar.

En muchas ocasiones cuando ves a tu gato así pensarás que te está prodigando cariño y amor, pero lo que realmente expresa esto en lenguaje felino es: esto me pertenece, esta persona es mía, este es mi espacio y así me siento seguro y tranquilo. Lo que están verdaderamente haciendo es esparciendo feromonas felinas para marcar su territorio.

Cuando ellos se sienten confortables en su medio liberan feromonas restregando su cara. Es como si por esta vía ellos fueran capaces de hablarle a sus semejantes y decirles no te preocupes todo está bien.

Hoy se conoce que los gatos poseen más de 200 millones de receptores olfativos, tan sensibles que permiten la detección de olores que no son perceptibles por nosotros. Desde la mucosa nasal del órgano vomeronasal, las señales son enviadas al bulbo olfatorio, al sistema límbico y al hipotálamo, que a su vez estimula la producción de corticoides.

En todo este engranaje olfativo, químico, funcional y nervioso las feromonas felinas son los elementos claves y están asociadas a la capacidad de respuesta de los gatos.

¿Qué son las feromonas felinas?

Una feromona es una sustancia química secretada por un individuo y que puede ser detectada por otro animal de la misma especie y afecta su comportamiento. Son esenciales para la comunicación, facilita o afecta la interacción social y la reproducción de la especie.

Las feromonas felinas son producidas en diferentes regiones del cuerpo del gato. Las de la región facial se han asociado con el marcaje del territorio y a complejas relaciones sociales.

Las feromonas producidas en la zona peri-anal y en las almohadillas plantares se relacionan con la respuesta ante situaciones de alarma.

La gata recién parida cuando está amamantando a sus crías produce feromonas que ayudaran a la descendencia a orientarse y a sentirse seguras cuando comiencen la exploración de su entorno.

En la región urogenital se producen feromonas que brindan información sobre la situación sexual. Las hembras mediante su orina marcan y se identifican durante el celo para que los machos las puedan encontrar. Los machos por su parte pueden oler una hembra en celo a kilómetros de distancia.

Tipos de feromonas en gatos

Se han logrado identificar 5 tipos de feromonas faciales denominadas por los especialistas: F1, F2, F3, F4 y F5. Aunque las que más interés revisten por sus aplicaciones clínicas con réplicas sintéticas son la F2, F3 y F4:

F2: está vinculada con la excitación sexual.

F3: de relacionan con la delimitación de sus pertenencias como objetos y lugares. Es como si dijera es un objeto amigo, es seguro y confiable. Esta es la base para el desarrollo de productos contra el estrés y la ansiedad.

F4: la depositan sobre personas y otros gatos para identificarlos como familiares o conocidos.

Estrés y uso de las feromonas para gatos

Los gatos le confieren un gran valor a su entorno y son territoriales, organizando su espacio en áreas para el descanso, para la defecación, para el juego y si se educan se adaptan a esta rutina y se estresan cuando algo cambia y los saca de sus patrones habituales.

Todo cambio le genera inseguridad y lo puede conducir a ansiedad y estrés y cuando los gatos están estresados o enfermos dejan de marcar su territorio y por tanto se comportarán de forma inusual.

En otras entradas de este sitio nos hemos referido a qué hacer para relajar a un gato, una de las vías es el empleo de feromonas. Para ello dispones de numerosas opciones comerciales que ayudarán al bienestar de tu mascota.

Algunas formas de presentación de productos con feromonas para gatos

A partir de los avances científicos obtenidos en las feromonas de gatos, las empresas de productos veterinarios han desarrollado algunos productos que contribuyen a su bienestar:

Collares con feromonas

Los collares se basan en una feromona que calma a los gatitos cuando están mamando de su madre. El collar dura aproximadamente un mes, no es tóxico y produce un efecto relajante. Este sistema no excluye el uso de otras variantes.

Difusores eléctricos de feromonas

El difusor es un sistema que permite liberar lentamente las feromonas en un área extensa de la vivienda. Es especialmente conveniente para reducir los problemas de agresividad.

Feromona en espray

Es mejor para un lugar en específico, cuando se va a producir un viaje, para transportar a tu gato, para el marcaje con orina, para evitar zonas de arañazos, cambiar el lugar de descanso u otras situaciones. Se debe aplicar 30 minutos antes para que el olor a alcohol se elimine.

Consulta a tu veterinario o a una tienda especializada para la adquisición de feromonas, podrás hacer más feliz a tu gato y proporcionarle mayor bienestar.