Diferencias entre gatos silvestres, callejeros, semilibres y caseros

Diferencias entre gatos silvestres, callejeros, semilibres y caseros
Diferencias entre gatos silvestres, callejeros, semilibres y caseros
Alvaro Ortiz/CC BY-SA 2.0

Hoy exponemos las diferencias entre gatos silvestres, callejeros, semilibres y caseros, todo está condicionado a la naturaleza del felino y sus hábitos de vida. En los últimos tiempos se ha incrementado el número de gatos y esto ha favorecido a que se puedan clasificar según sus costumbres, pues no todos viven en un entorno doméstico en compañía de su propietario.

Gatos silvestres

Cuando hablamos de gatos silvestres nos referimos a los pequeños felinos salvajes que no tienen contacto con el medio rural o urbano, viven en libertad en su correspondiente hábitat natural, como es el caso del gato montés, Felis silvestris. Existen muchas subespecies que viven en estado salvaje, por ejemplo, Felis silvestris silvestris, que es el gato montés europeo, como su nombre indica, propio de algunos países de Europa, Viven de la misma manera que lo puede hacer un león o una pantera, cazando a sus presas para subsitir. Aunque los pequeños felinos son por lo general territoriales y solitarios.

El doméstico también desciende del Felis silvestris, pero durante años ha pasado por proceso de domesticación, con gran dependencia hacia los humanos.

Gatos callejeros

Son los propios que habitualmente se pueden observar en medios rurales o urbanos, también son denominados gatos asilvestrados en la medida de que no se dejan acariciar y suelen ubicarse en lugares inaccesibles para que no se les moleste. En cierta medida dependen del hombre, ya que no rechazan los alimentos que puedan ofrecerle, también buscan entre la basura, incluso tienen buenas dotes para la caza de aves y roedores. Deambulan especialmente por las noches, que es cuando se sienten más seguros lejos del bullicio presente en grandes urbes o, aunque en menos intensidad, en áreas urbanas.

Las hembras y su descendencia suelen ser más grupales, los machos más independientes. Aunque los machos también pueden vivir en un mismo radio si la comida es abundante, eso sí, existirá jerarquía, un gato dominante que será el que pueda aparearse con las hembras. La dominancia se gana mediante peleas, el ganador será el que domine al resto de machos.

Gatos semilibres

Los gatos semilibres, se diferencian de los anteriores en que, si bien tienen acceso al exterior, tienen dueños que los controlen, por lo que están más domesticados, acceden a una fuente de alimentación facilitada por su propio dueño y no precisan de una estructura organizada. Suelen entrar en las casas de su dueño, por ejemplo a través de una gatera.

Como ventaja de este estilo de vida, es sin duda una mayor libertad que se dota al felino, si está esterilizado trae también como ventaja que no se aleje demasiado de su hogar familiar. El inconveniente es que el animal está expuesto a contagio de enfermedades y parásitos, tanto de gatos como de otros animales, también son frecuentes muertes por atropellos, envenenamiento o desapariciones repentinas.

Gatos caseros o domésticos

Para concluir con las diferencias entre gatos silvestres, callejeros, semilibres y caseros, nos resta hablar de estos últimos, son los propios de un piso o un apartamento, básicamente tienen ciertas restricciones, entre ellas, que se les impide salir al exterior de la vivienda. Sus expectativas de vida son mayores, la media 15 años, aunque muchos pueden superar esa edad. El gato está expuesto a menos peligros: peleas, riesgos de contraer infecciones de otros gatos, accidentes como atropellos, etc.

Si el propietario es sensible hacia el animal, le otorga buenos cuidados, posiblemente contará con exploraciones veterinarias, vacunas, que le harán inmunes a muchas enfermedades. Sí es cierto que algunos pueden presentar problemas de comportamiento, incluso querrán buscar alguna manera de salir al exterior para explorar nuevas emociones. El dueño debe concienciarse de que es necesario buscar estímulos que les hagan de inhibir esas conductas, en el mercado existen multitud de accesorios para que puedan ejercitarse y se mantengan entretenidos. La esterilización es una manera de conseguir eliminar su sexualidad, muy intensa en estos animales, y que presenta verdaderos quebraderos de cabeza para el propietario.

Existen accesorios tipo parques o jaulas de grandes dimensiones para que puedan disfrutan de tiempo libre en el exterior, pero limitado a esos recintos.

Básicamente estas son las diferencias entre gatos silvestres, callejeros, semilibres y caseros, si tienes algo que aportar puedes indicarlo en nuestro sistema de comentarios.