Cuánto cuesta un gato: desde cero a más de dos mil euros

Cuánto cuesta un gato
© Paradais Sphynx

Los gatos están entre las mascotas más comunes pero también entre las más tiernas. Adoptarlos y llevarlos a formar parte de la familia pasa, en ocasiones, por desembolsar cantidades de dinero que pueden ir desde cero hasta más de 2000 euros. Te contamos cuánto cuesta un gato en los promedios que se manejan en el mercado de las mascotas.

Para determinar cuánto cuesta un gato hay que tomar en cuenta elementos como su raza, su linaje y algunas características especiales que se le han asignado a los mininos en el laboratorio. Por ejemplo, el ashera, un gato estéril, con pretendidas propiedades hipoalergénicas, un híbrido entre leopardo y gato doméstico, cuyo precio puede superar los 100.000 dólares. Se crean muy pocos gatos de estos al año y destacan su carácter apacible y silente, sus largas patas y su esbelta figura.

El ashera tiene altas y grandes orejas, lo que lo distingue de otras razas. Es parecido al Savannah, otra raza que también está entre las más caras del mundo, cruce entre serval –un gato salvaje africano- y el gato común. El Savannah tiene un temperamento dócil y es fácilmente adaptable a la familia, pero en ocasiones necesita un tiempo de adaptación y confianza con los extraños.

En la investigación para saber cuánto cuesta un gato se presenta el gato bengala, producto del cruce entre un minino común y una hembra de leopardo. Hasta 25 mil dólares se han pagado por uno de estos ejemplares de grandes y verdosos ojos y manchas parecidas a las de un leopardo o un jaguar. Una de las raras características de los bengala es que son grandes nadadores, una aptitud heredada de los leopardos. En la actualidad, dado la extensión que ha sufrido la raza, es posible encontrarlo a un precio bastante más módico, entre 600 a 1500 euros.

Si se busca una mascota felina hay que saber cuánto cuesta un gato

Si tu presupuesto no alcanza esas cifras tan altas, siga leyendo esta lista y determina, según tu bolsillo, cual se adapta más a usted. Otra raza de mininos creada en laboratorio es la allerca hypoalargenic, una pretendida raza felina doméstica especialmente diseñada para no generar alergias en humanos. Su costo ascendía a 6.000 dólares, aunque estudios recientes han demostrado que el pretendido carácter hipoalergénico de estos gatitos es un mito.

De musculatura marcada y totalmente pelados el peterbald es otra de las opciones para llevar un gato de raza a casa. Fue creado en Rusia en los años noventa y con su nombre hace honor a la ciudad de San Petersburgo, donde se logró el cruce genético. Tiene un gen ruso para la pérdida de pelo, lo que define su principal característica. Algunas especies tienen escaso pelo en algunas zonas del cuerpo, otros están totalmente calvos.

Otro pelado es el gato esfinge, un delgado y estilizado ejemplar felino que se caracteriza por su lealtad y compañía a su amo. La ausencia de pelo obliga a que con el esfinge –al igual que con el peterbald- haya que establecer cuidados adicionales. ¿Cuánto cuesta uno de estos gatos calvos? Entre 700 y 3.000 euros.

Uno de los preferidos de quienes compran un minino es el azul ruso. De tamaño medio, pelo corto plateado y expresivos ojos, la raza es originaria –como indica su nombre- de Rusia. Es muy afectuoso e inteligente y muy apto para la vida en familia. Puede investigarse cuánto cuesta un gato ruso azul en criaderos y en tiendas especializadas, pero su precio puede variar entre los 300 y 3.500 euros.

El pelaje del gato azul ruso termina en unas elegantes puntas de pelo que lucen plateadas porque carecen de pigmento. Su cabeza triangular y su elegante porte le han conferido la preferencia de algunos magnates rusos que los exhiben como símbolo de prestigio.

Un gato británico, ¿a cuánto asciende?

El fold escocés es otro de los gatos preferidos en el mundo. De carácter dulce y cariñoso, el fold es un peludito de grandes ojos que interactúa fácilmente en ambientes familiares y con otros animales. No puede cruzarse entre sí con la misma raza porque estos ejemplares tienden a desarrollar una anomalía ósea.

El pelicorto inglés es otro de los favoritos en todo el mundo. De pelaje gris fuerte, de musculatura esbelta, fornido y seguro de sí mismo. Una excelente compañía para quien ama los felinos y busca ampliar la familia con una mascota.

¿Cuánto cuesta un gato inglés? Cualquiera de las dos razas anteriores pueden rondar entre los 200 y los 1.500 euros por ejemplar, dependiendo de su linaje y sus características.

No olvides que si optas por adoptar, encontrarás gatitos sin coste alguno, son fáciles de adquirir en albergues de animales o de particular a particular.