Estás aquí: Inicio » Gato doméstico » Cómo cortar las uñas a un gato y no morir en el intento

Cómo cortar las uñas a un gato y no morir en el intento

Cómo cortar las uñas a un gato
Cómo cortar las uñas a un gato

Tener un gato en casa llena nuestros días de amor y misterio. No obstante, todo gran pro viene acompañado de alguna contra, y en este caso esta se encuentra, literalmente, en las manos de nuestro gato. La necesidad de todo felino de afilarse las uñas lleva a nuestro gato doméstico a desgarrar tapizados, a arañar muebles u otros mobiliario del hogar. Pero todo esto tiene solución si aprendes cómo cortar las uñas a un gato sin que este se moleste o salga espantado.

Tips de cómo cortar las uñas a un gato

Una vez al mes, si es que vives en un apartamento, es conveniente hacer un recorte a las dieciocho uñas de tu gato. Hay razas de gatos que suelen crecer las uñas con mayor rapidez que a otras, por lo que el tiempo de recorte de las mismas es estimativo.

Para que el momento resulte ameno y tu mascota no se resista, estos son los pasos a seguir:

Tranquilidad

Del mismo modo que las enfermeras tranquilizan a los niños cuando llega el momento de la vacuna, tú tendrás que hacer lo mismo con tu felino si quieres aprender cómo cortar las uñas a un gato. Por eso es importante saber buscar un momento en el que tu gato esté tranquilo para lograr acercarte a él con éxito. La música clásica puede ser de gran ayuda para lograr el ambiente adecuado. Ya hemos hablado en cierta ocasión de la musicoterapia felina.

Ofrécele seguridad

Las palabras dulces y las caricias no pueden faltar en un momento como este. Acaríciale las patas, en especial el espacio entre las almohadillitas, para que así se sienta distendido y te deje acceder a esa parte de su cuerpo. Haz de tu regazo un lugar cómodo y mullido para tu gato.

Posición que debe adoptar el gato

La posición del gato debe ser de espaldas a ti. Esto te permitirá tomar la mano de tu gato con mayor destreza y comodidad. Por lo tanto, tienes que lograr que se siente con sus cuartos traseros apoyados en tu abdomen. Si desde pequeño se ha manipulado regularmente, no costará trabajo conseguir que adopte esa posición.

Cuidado con la vena de la uña

Una vena llega hasta los tres cuartos del largo de la uña de un gato. Por consiguiente, saber cómo cortar las uñas a un gato implica no ir más allá de la punta de la uña, ya que esto podría dañarlo y generarle dolor. Si se corta esa parte carnosa además sangra y el dolor impedirá que esté tranquilo

Kit para cortarle las uñas a tu gato

Saber cómo cortar las uñas a un gato involucra el uso de los instrumentos correctos. Pretender llevar a cabo esta tarea con la misma tijera o alicate con las que cortas tus uñas y las de tu familia, es empezar con el pie izquierdo.

Existe una amplia, y muy efectiva, gama de instrumentos con los cuales llevar a cabo una tarea que no es tan fácil como parece. Son accesorios especiales que hacen que su corte sea fácil, incluso los hay con ciertas medidas de seguridad que impedirá cortar la parte carnosa, por lo que esta tarea resultará menos peligrosa. Los rascadadores también son relevantes en cuanto al afilado de uñas.

Beneficios de cortarle las uñas al gato

Además de lograr que tus muebles y tapizados duren más, también te ahorrarás algún que otro arañazo accidental a los que los dueños de gatos están acostumbrados. Por otra parte, los gatos que conviven con otros de su especie no pueden evitar pelearse de vez en cuando. Incluso aunque la pelea no sea de seriedad, pueden llegar a lastimarse con la puntita filosa de sus uñitas cuando tiene lugar la clásica “discusión” felina.

Si es la primera vez que realizas un corte de uñas al gato es conveniente consultar a tu veterinario de elección, ya que te asesorarán y evitarás accidentes y redundará positivamente en el gatito.

En consecuencia, si quieres aprender cómo cortar las uñas a un gato, lo primero que debes hacer es lograr que se calme y se siente seguro en tu regazo. Puedes ayudarte con unos acordes de música clásica y debes hacer todo para que tu felino confíe en ti. Cuando lo logres, puedes despedirte de los muebles arañados y de los tapizados deshilachados para siempre.