Cepillar, peinar al gato, tipos de cepillos o peines, la muda en los gatos

© Paradais Sphynx ; Cepillar al gato

El acicalado es uno de los hábitos típicos de los gatos, ellos invierten entre un 10 y un 30% del tiempo que permanecen despiertos al cuidado e higiene de su pelaje, pero con independencia de su buen comportamiento higiénico, el cepillado del gato contribuirá a su bienestar.

El cepillar a tu gato te ayudará a fortalecer la relación tuya con tu minino, será ocasión propicia para manifestarle tu cariño y afecto, también evita la dispersión de pelos por toda la casa, a prevenir las dañinas consecuencias de las bolas de pelo, a revisar su piel y sus posibles enfermedades y al mismo tiempo le proporcionará una apariencia más bella y atractiva.

La muda del pelo en el gato es un proceso normal

La caída del pelo en los gatos aumenta en determinados periodos del año, fundamentalmente en primavera, desde que comienza la misma hasta finales del verano. También se manifiesta en el otoño con menor intensidad durante estos meses los gatos pierden el 50% de su pelaje. El resto lo pierde lentamente durante el resto del año.

Los cambios en la humedad y la temperatura están asociados con la muda del pelo del gato y se producen como una respuesta fisiológica, pero si la caída del pelo fuera muy abundante y mantenida pudiera estar asociada con estrés, alimentación o enfermedades.

Aprende como cepillarlo

Y si te preguntas como cepillar a tu gato, aquí tienes algunas recomendaciones que te harán más fácil tu labor:

1.- Comienza a peinar a tu gato desde pequeño para que se acostumbre y lo vea como algo normal. De no haberlo hecho comienza con sesiones cortas y vas aumentando su duración

2.- Elimina el pelo muerto que se haya acumulado, para ello será necesario cepillar en la dirección del manto, de acuerdo al temperamento de tu gato y de su pelaje pudiera ser necesario un cepillado en la dirección opuesta, de esta manera se logrará deshacerse de los nudos más gruesos.

2.- Al concluir el cepillado se pasa el peine para así verificar que no quede ningún nudo en el pelaje. El peine lo debes pasar de forma suave comenzando desde el cuello, posteriormente el lomo, patas, los laterales y al final la cola. Cuando el pelaje es largo podría ser necesario primero usar un peine de dientes anchos y posteriormente otro de dientes más finos.

3.-No debes pasar el cepillo por sus bigotes, barba, ni cercano a los ojos porque esto estresa al gato. Al concluir el cepillado termina en el cuello porque es una sensación placentera para el mismo y será una recompensa para el mismo.

4.- Si tu gato tiene un pelaje corto, debes alborotarle el pelo para que te resulte más fácil remover el pelo viejo.

5.- Al final puedes darle golosinas y caricias para premiar su buen comportamiento y así lo consientes y asocia el cepillado a estos momentos placenteros.

6.- La frecuencia del cepillado de tu gato dependerá de las características de su pelaje y en particular de si tiene el pelo corto o largo. Si tienen el pelaje corto como con una vez a la semana será suficiente, pero si se trata de un gato de pelaje largo, será necesario que lo hagas varias veces a la semana. Lo ideal es hacerlo diariamente.

7.- Dedícale el tiempo necesario al cuidado de tu gato, unos 15 minutos diarios para los de pelo corto y 30 minutos para los de pelo largo.

Gatos que no se dejan peinar o cepillar

No a todos los gatos les gusta que se les manipule demasiado, por lo que las sesiones de cepillado o peinado de su pelaje puede suponer un problema para su propietario. En estos casos lo mejor es no forzar demasiado al minino: realiza sesiones de peinado en breves periodos de tiempo y concluye con facilitarle alguna golosina de tu agrado, hasta que de esa manera se vaya familiarizando con el accesorio. En el mercado, tiendas de animales, puedes encontrar manoplas o guantes para el cuidado del pelo, incorporan pequeñas protuberancias en su parte inferior que ayudan a desprender el pelo muerto del gato, el guante se adapta a la mano, por consiguiente simula el masajeado del gato y será más fácil desprenderle del pelo muerto.

Tipos de cepillos y otros utensilios para el cuidado del pelaje de los gatos

Los accesorios para el cuidado del pelo los encuentras muy fácilmente en las tiendas de animales tanto físicas como online. Son numerosas las alternativas para mantenerle su pelaje en óptimas condiciones, pero los que no te pueden faltar son:

  • Peines de púas gruesas y finas
  • Cepillos de púas
  • Cepillos de caucho
  • Gamuzas para darle el acabado final

Si tienes gatos Angora, Persas, Maine Coon, Himalayo, Bosque de Noruega, Sagrado de Birmania y otros muchos que tienen un largo pelaje requieren de cuidados aun más meticulosos, evitando siempre la formación de nudos.

A estos gatos se les cae el pelo y es por eso conveniente seleccionar un peine con cerdas finas de metal que al penetrar en la capa inferior arrastra el pelo muerto y el cepillo que emplees debe estar confeccionado con cerdas metálicas muy finas y sus puntas redondeadas.

Los cepillos para gatos de pelo corto en general pueden ser de púas cortas, de mano o de dos caras. Cuando selecciones en las tiendas de animales online o físicas los cepillos para tu minino debes buscar el modelo que tenga puntas redondeadas y plásticos.

Los cepillos de mano son ideales para los gatos de pelo corto y el de dos caras tiene la ventaja de poder utilizar una de las superficies para quitar la suciedad y dar brillo y la otra para efectuar el cepillado más profundo.

Furminator para gatos

Furminator para gatos es un cepillo de reciente incorporación en el mercado de a animales, está especialmente diseñado para eliminar el 90% del pelo muerto, su fácil manejo y calidad de los materiales empleados en su fabricación hace que el trabajo de peinar al gato se convierta en una tarea sumamente fácil.

Y por último una recomendación…

Los gatos son mascotas ideales para tener en el hogar; son cariñosos, afables, inteligentes, tranquilos, e ideales para compartir con niños y mayores, si decides tener un mínimo dedícale el tiempo necesario a cepillar su pelaje, por tu bien y el de tu gato.

Cepillar a un gato… una ganancia para ti y tu mascota
Tu opinión importa: Valora el artículo