Canibalismo en gatos, causas y medidas de protección

Imagen seleccionada para canibalismo en gatos
Alla Serebrina/sp.depositphoto

En animales domésticos se puede producir ciertos comportamientos anómalos como es el caso de canibalismo en gatos, que detallaremos en la próximas líneas, aunque antes estudiaremos este fenómeno de manera generalizada.

Introducción al canibalismo

Los seres vivos no nos encontramos aislados, ya sea que nos relacionemos con nuestro medio ambiente o con otros organismos, estamos en constante interacción. Cuando este tipo de interacciones ocurre entre miembros de una misma especie, nos referimos a ellas como relaciones intraespecífica; las cuales, pueden ser positivas, donde los individuos se benefician mutuamente, o negativas, cuando uno de los especímenes sale perjudicado al asociarse con otro.

Las relaciones negativas entre miembros de una misma población suelen ser muy raras, dado que representan una desventaja para la especie. Sin embargo, las mismas pueden ocurrir cuando los recursos se encuentran de forma limitada, lo que induce a competir por ellos (competencia intraespecífica), causando disputas agonísticas que pueden derivar en la agresión o la explotación de los recursos de manera excesiva, afectando a los demás individuos. Se cree que este tipo de relaciones permiten la formación de sistemas jerárquicos basados en la dominación/sumisión.

A pesar de que la competencia intraespecífica es considerada una relación de carácter negativo, los individuos que participan en dicha interacción generalmente sobreviven y siguen contribuyendo a la dinámica poblacional de la especie. No obstante, en ocasiones se dan relaciones intraespecífica que pueden causar el deceso de uno de los individuos como ocurre durante el canibalismo.

Entendemos como canibalismo la depredación intraespecífica, donde un individuo de una especie es capaz de alimentarse de otro congénere. Se ha registrado el canibalismo en gatos, tiburones, serpientes, arañas, insectos e incluso en primates, por lo cual, algunos autores consideran que este tipo de depredación obedece a un comportamiento normal de la población, cuyo fin es la regulación de la dinámica poblacional de algunos animales, siendo una respuesta a algunas variables ambientales. No obstante, otros investigadores piensan que se trata de un fenómeno aberrante, que ocurre solo en condiciones de estrés y cuyas observaciones son más bien anecdóticas.

Se han identificado algunos factores que inducen al canibalismo en las distintas especies animales en las que se ha documentado, entre los que destaca el hambre, el aumento de la densidad poblacional, la vulnerabilidad por parte de las víctimas y al estrés fisiológico o psicológico. Aunque el canibalismo puede afectar la dinámica poblacional de una especie, es difícil medir sus efectos; algunos etólogos y ecólogos consideran que puede ser tomada como una causa de mortalidad importante en aquellos animales donde su práctica este generalizada, ya que se encuentra afectando la estructura etaria y actúa como un mecanismo de control poblacional, que ayuda a evitar la competencia intraespecífica por los recursos.

Los gatos domésticos (Felis silvestris catus) es una de las numerosas especies donde se ha reportado y documentado el canibalismo, aunque no se trata de una conducta generalizada como ocurre en algunas especies de insectos u otros vertebrados . Los casos de canibalismo en gatos son mayormente atribuidos a el consumo de crías por parte de la madre u otros adultos, así como gatos expuestos a condiciones de estrés o ejemplares asilvestrados.

En el presente artículo, vamos a describir este comportamiento en mininos, las formas en que puede ocurrir el canibalismo en gatos, así como sus posibles causas, y cerraremos con las medidas que se deben tomar para evitar esta conducta anómala en nuestras mascotas.

Canibalismo puerperal en gatos

Los casos de canibalismo en gatos se han documentado mayormente de madres a hijos, especialmente en el periodo fisiológico que continúa al parto (el puerperio). Aunque, entre los mamíferos es común que las hembras se alimenten de su propia placenta, el cordón umbilical y demás restos del parto (placentofagia) como estrategia de aprovechamiento de nutrientes; el canibalismo en gatos no es una práctica común y mucho menos generalizada. Al contrario, se considera un fenómeno que va en contra de toda estrategia reproductiva. Es por ello, que cuando esta práctica ocurre se considera que hay una alteración de la conducta normal de la madre, que puede deberse a motivos fisiológicos o ambientales.

Entre las causas que se han identificado y que pueden ocasionar este fenómeno en gatos, tenemos:

Crías inviables o con malformaciones: Si las crías nacen con alguna lesión o patología que les impedirá desarrollarse con normalidad, o su comportamiento no es lo esperado al nacer (ausencia de llanto o movimientos), las madres pueden optar por no suministrar sus cuidados y en cambio sacrificar a la cría y aprovechar los nutrientes que su cuerpo pueda ofrecerle.

Limpieza excesiva: Puede ocurrir, sobre todo en madres primerizas, que las hembras por querer eliminar la placenta y el condón umbilical, así como otros restos del parto, pueden terminar mordiendo y lesionando de gravedad a la cría, incluso causándole la muerte. Tras la muerte de la cría, la madre se alimentará de ella.

Estrés fisiológico: Si las gatas dan a luz en condiciones de hambre, deshidratación o enfermedad, pueden preferir sacrificar a los neonatos para poder garantizar su supervivencia.

Estrés ambiental: En caso de que el parto se lleve a cabo en condiciones de hacinamiento, contaminación, encierro o amenaza, pueden causar una alteración en la conducta de la madre, provocando que ocurra el canibalismo en gatos.

Aunque este tipo de conducta se ha identificado en madres, también se han registrado por parte de otras hembras, machos o cachorros perteneciente a camadas anteriores. Este comportamiento podría estar relacionado con un comportamiento jerárquico, basado en la dominancia y sumisión, debido a que ha sido observado dentro de manadas de gatos donde las hembras dominantes optan por atacar y consumir alguna de las crías recién nacida, especialmente de aquellas hembras sumisas.

Canibalismo en gatos adultos

El canibalismo en gatos también se ha documentado entre ejemplares adultos, generalmente individuos salvajes o asilvestrados, pero también hay algunos reportes de gatos domésticos. Esta práctica suelen suceder en condiciones específicas, generalmente cuando estos animales se encuentran expuestos a un estrés prolongado, de hambruna o deshidratación o en caso de hacinamiento o poco espacio.

Cuando el alimento y el agua se encuentra de forma limitada, los gatos buscarán la manera de aprovechar cualquier fuente de alimentación que puedan tener acceso, pudiendo atacar a sus congéneres como si se tratase de una presa más. Igualmente, podrían llegar a recurrir a la carroña si alguno de los miembros de su manada muere dentro de su territorio. Esta situación solo puede ocurrir en condiciones específicas, donde los gastos estén aislado o imposibilitados para cazar otros animales, o donde el número de presas se encuentre muy limitado.

De igual forma, el estrés causado por el hacinamiento y la falta de espacio puede ocasionar conductas anormales en estos felinos. Provocando que los encuentros conflictivos y las agresiones aumenten, lo que puede conducir a que ocurran lesiones mortales y se dé el canibalismo en gatos.

Cómo evitar el canibalismo en gatos

Conociendo los factores que pueden inducir el canibalismo en gatos, se pueden tomar medidas para evitar este comportamiento entre nuestras mascotas.

Lo principal es poder ofrecerles a nuestros felinos una alimentación balanceada, cuya dieta cumpla con todas las especificaciones nutricionales (proteínas, vitaminas y minerales); en especial, si se trata de una gata en periodo de preñez. De igual forma, es necesario brindarle a nuestras mascotas el espacio y la movilidad necesaria, en especial si tenemos más de un felino; esto evitará también los comportamientos agonísticos que puedan surgir. En caso de hembras embarazadas, lo mejor es brindarles las condiciones óptimas para un parto sin estrés y que se sienta seguras.

Bibliografía

  • Begon, M. et al. 1996.
  • Chávez,G. 2016.
  • Fox, L. 1973