Sistema tegumentario del gato, la piel y pelo, características y estructura


Sistema tegumentario del gato
Sistema tegumentario del gato: manto

La piel y el pelo forman el sistema tegumentario del gato, este cobra especial relevancia para proteger al felino de su entorno, ya que actúa como barrera frente al clima adverso como puede ser el frío, calor, también a modo de protección frente a daños físicos. La piel es floja, elástica y resistente, el grosor varía en función de las regiones corporales del gato, igualmente su superficie depende del tamaño del animal.

El aspecto del pelaje, en líneas generales, es bello, en las razas de gatos puede variar considerablemente, tanto en longitud, textura, color o los patrones que se estampan en el mismo. Es un indicador que puede ayudar a advertir la presencia de determinadas patologías en el felino, ya que de presentarse, el pelo se torna menos lustroso.

Veamos las aspectos más relevantes relacionados con el sistema tegumentario del gato.

Manto y pelo del gato

Como ocurre en las personas el pelo del gato crece y muere, por lo que sufre un proceso de renovación constante. Los gatos de pelo largo suelen desprender mayor proporción de pelo prácticamente durante todo el año, por lo que requieren de mayores cuidados que los de pelo corto, estos últimos pierden el pelo normalmente en primavera, durante el resto del año van a precisar menores atenciones relacionadas con cepillados para la eliminación del pelo muerto.

En el sistema tegumentario del gato existen determinados pelos con funciones especiales, como los de los bigotes o vibrisas, han sufrido cierta modificación y actúan como órganos sensoriales gracias a su conexión con células nerviosas, incluso con similares funciones también están presente en otras partes del cuerpo como es el caso de las patas posteriores o cuello.

Los demás pelos se clasifican en:

Pelo de guarda: Son los pelos primarios, los más largos y duros. Más numerosos en la zona dorsal y flancos. Cuando se ponen de punta, por ejemplo, si está el gato enfadado, se debe a que los folículos disponen de músculos erectores. Revisten también utilidad para reducir la pérdida de calor. Son los que definen la coloración del manto.

Pelo de protección: Son más, cortos y rodean a los pelos primarios, también se denominan pelos de guarda secundarios. Presentan textura cerdosa.

Subpelo: Más cortos, ondulados y aterciopelados, pues su finalidad es actuar como aislante, por esa razón son densos y lanosos.

Es de observar que en el sistema tegumentario del gato, los diferentes tipos de pelos mencionados con anterioridad obedecen a que los gatos presentan folículos pilosos compuestos.


Por otra parte, los pelos del gato están compuesto de una proteína denominada queratina. Además, existen las denominadas células cuticulares cuyas función es dar brillo al pelaje, puesto que reflejan la luz; cuando están dañadas, el gato presenta un pelaje menos bello. Los folículos pilosos, mediante las glándulas sebáceas, segregan sebo que protegen a la vez que dan brillo al pelaje del minino, también alojan a las denominadas glándulas sudoríparas, las cuales desprenden olor y se asocian con el marcaje y emisión se señales sexuales.

Piel del gato

En el sistema tegumentario del gato, la piel es considerada como el mayor órgano, está formada por la dermis, capa interior, y la epidermis que es la exterior. Sus células son muy importantes para evitar que microorganimos dañinos puedan penetrar en el interior del minino. En la parte superior del cuello se presenta muy holgada, de esa manera compensan la pérdida de calor, también actúan equilibrando al felino en sus potentes saltos y les protege frente a mordeduras cuando se enfrentan con otros gatos u otros animales.

Epidermis: Conforma el elemento externo de la piel, se caracteriza en ser impermeable, resistente y también goza de flexibilidad. No se encuentra vascularizada y está formada por células con distintas funciones.

Dermis: Ubicada debajo de la epidermis, está conformada por un tejido fuerte y elástico, es rica en capilares, también comprende nervios, glándulas y receptores. Está ricamente vascularizada. En ella se encuentran las funciones sensoriales de la piel.

Aspectos relacionados con el sistema tegumentario del gato

En la superficie de la piel existen microorganimos importantes para su salud, de ahí que baños muy frecuente no son recomendables, puesto que pueden destruirlos y ocasionar problemas cutáneos.

Daños en el sistema tegumentario del gato pueden ser también consecuencia de problemas alérgicos o de tipo hormonal. Igualmente el parasitismo es una afección bastante común, por esa razón la necesidad de que estén correctamente desparasitados.

Cualquier problema en la piel del animal, es un indicador asociado a su estado de salud, por lo que requiere la exploración del veterinario de elección.

Es habitual la ingesta de pelo, bien por acicalamiento para eliminar el que está muerto, bien cuando se lame las patas para perder calor. Es necesario controlar su ingesta, por ejemplo mediante cepillados, de lo contrario puede provocar graves obstrucciones en su aparato digestivo, también existen preparados industriales, es decir, comidas premios fabricadas para tal fin.

2 respuestas a «Sistema tegumentario del gato, la piel y pelo, características y estructura»

  1. Hola, tengo dos gatitos de 5 semanas, que rescatamos de la basura con horas de nacidos. Los hemos cuidado alimentado abrigado y llevado al veterinario. Tienen desnutrición severa. Les inyectaron complejo b. Les recetaron una jalea rica en nutrientes. Los exámenes de laboratorio son negativos a sida y leucemia. Pero se les está cayendo el pelo tienen la piel lisa sin rojez, pero sin pelo en patas y cabeza especialmente la nariz. No se que más hacer, el veterinario me dice que poco a poco van a mejorar. Hay algo más que pueda hacer??! Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *