Sistema tegumentario del gato, la piel y pelo, características y estructura

Sistema tegumentario del gato

La piel y el pelo forman el sistema tegumentario del gato, este cobra especial relevancia para proteger al felino de su entorno, ya que actúa como barrera frente al clima adverso como puede ser el frío, calor, también a modo de protección frente a daños físicos. La piel es floja, elástica y resistente, el grosor varía en función de las regiones corporales del gato, igualmente su superficie depende del tamaño del animal.

El aspecto del pelaje, en líneas generales, es bello, en las razas de gatos puede variar considerablemente, tanto en longitud, textura, color o los patrones que se estampan en el mismo. Es un indicador que puede ayudar a advertir la presencia de determinadas patologías en el felino, ya que de presentarse, el pelo se torna menos lustroso.

Veamos las aspectos más relevantes relacionados con el sistema tegumentario del gato.

Manto y pelo del gato

Como ocurre en las personas el pelo del gato crece y muere, por lo que sufre un proceso de renovación constante. Los gatos de pelo largo suelen desprender mayor proporción de pelo prácticamente durante todo el año, por lo que requieren de mayores cuidados que los de pelo corto, estos últimos pierden el pelo normalmente en primavera, durante el resto del año van a precisar menores atenciones relacionadas con cepillados para la eliminación del pelo muerto.

En el sistema tegumentario del gato existen determinados pelos con funciones especiales, como los de los bigotes o vibrisas, han sufrido cierta modificación y actúan como órganos sensoriales gracias a su conexión con células nerviosas, incluso con similares funciones también están presente en otras partes del cuerpo como es el caso de las patas posteriores o cuello.

Los demás pelos se clasifican en:

Pelo
Leer más